19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Sexta y Antena 3 "matan" a Cuatro y en Telecinco Ana Rosa cae en desgracia

Ana Rosa Quintana, en su plató. FOTO: Telecinco.

Ana Rosa Quintana, en su plató. FOTO: Telecinco.

La segunda cadena de Mediaset ha estado "desaparecida" durante estas semanas de conflicto en Cataluña. Y la "reina de las mañanas" en Telecinco ya no es imbatible. ¿Habrá consecuencias?



El desafío secesionista de Carles Puigdemont, el referéndum ilegal del 1 de octubre y todos los acontecimientos posteriores se ha cobrado la primera víctima televisiva: Cuatro, que ha pasado a ser casi una televisión testimonial, si atendemos a las audiencias. 

Así, los días posteriores a la convulsa semana del 1-O, pero intensa en lo informativo, la totalidad de las cadenas se han volcado con la información procedente de Barcelona y desde todos los puntos calientes de Cataluña.

Todas menos la segunda cadena de Mediaset, Cuatro, que -salvo en Las Mañanas conducidas por Javier Ruiz- que está prácticamente desaparecida. Cuatro ha dejado de ser referente informativo nadie la tiene como referente.

Podría ser parte de una estrategia comercial, cuando todas las cadenas se vuelcan con la información de Cataluña, Cuatro podría apostar por una programación alternativa de entretenimiento y de ficción para conquistar así a una audiencia que podría buscar otras alternativas, pero tampoco ha sido el caso. La cuota de pantalla ha caído alarmantemente y, lo que es peor, su principal competidora, La Sexta, se ha disparado.

Tomemos como referencia la primera semana tras el 1 de octubre. Desde ese domingo hasta el jueves posterior, la segunda cadena de Atresmedia, su competencia directa, se ha disparado liderando incluso el share día. Una situación que se ha repetido a lo largo de lo que llevamos del mes de octubre durante varios días, peleando así con las grandes cadenas generalistas como TVE, Telecinco e incluso la propia la propia Antena 3.

Con todo ello, en prácticamente la primera quincena del mes, Cuatro es de las grandes cadenas el farolillo rojo, algo que no es tan raro pero sí lo es la enorme brecha que ha abierto La Sexta, que le saca más de 4 puntos a su directo competidor. La de Atresmedia acumula un magnífico 10%, mientras que la de Mediaset se conforma con un 5'9% de share de pantalla.

Pero en Mediaset tienen muchos más motivos de preocupación porque esta crisis está arrastrando al resto de las cadenas. Comienza a sufrir las consecuencias Telecinco, y más concretamente en su franja matinal en el incontestable programa de Ana Rosa Quintana

Así, en los primeros días -tal y como publicó ESdiario- de la crisis catalana tras la celebración de ese referéndum ilegal, Antena 3 daba con la tecla informativa de lo que demanda el espectador esos días de grave crisis en el país. Tanto es así que a golpe de información exhaustiva sus programas políticos se disparaban. 

La semana a partir del 2 de octubre, Susanna Griso y su Espejo Público matinal triunfaba de tal manera estos días que si el miércoles 3 ya marcó su récord histórico el jueves 4 volvió a liderar la franja con un 22.1%, de nuevo magazín líder absoluto del día, por delante de El Programa de Ana Rosa en Telecinco (20.6%), que antes del referéndum ilegal del 1-O solía imponerse en los audímetros.

Lo miso ocurría ya esta semana. Griso se impuso el martes y miércoles (el jueves 12 no hubo programa en Telecinco), anotando share impresionantes y dejando por detrás (en la franja magazine) a quien hasta ahora había sido imbatible, Ana Rosa Quintana.

Y es que desde ese domingo, mientras que Griso conseguía conectar con el público, Ana Rosa perdía fuelle.

Comenta esta noticia
Update CMP