¿Fue apropiado este viernes el pañuelo fallero de Mónica Oltra?

Era el último viernes antes de los días grandes de las Fallas. Pero también el día después de los asesinatos de dos niños en Godella. Y Oltra es la consellera de la infancia valenciana.

Mónica Oltra es la portavoz del gobierno de la Comunidad Valenciana. Y es valenciana. Y es fallera. Y están llegando los días grandes de la fiesta. Y estamos en precampaña. Todas ésas son razones muy válidas para la participación activa de la segunda autoridad ejecutiva valenciana en la promoción de una de las fiestas más universales de España, como conviene a la Comunidad Valenciana y a su economía. Especialmente en vísperas de un puente que se presume de récord. Participación -insisto en que de todo punto necesaria- que se ha concretado este viernes en alusiones verbales a la fiesta acompañadas de referencias visuales -carteles- durante esta edición de la habitual rueda de prensa semanal de la también vicepresidenta de la Generalitat.

Pero Mónica Oltra es además de todo ello consellera de de Igualdad y Políticas Inclusivas. Y eso incluye las competencias de Familia y Menores. Un día antes, unas horas antes tras muchas de trabajo de 110 personas con el delegado del Gobierno al frente, dos niños de tres años y cinco meses eran hallados muertos en Godella enterrados y envueltos en unas trágicas circunstancias que han conmovido a España entera y que han sido asunto de apertura en todos los medios del país. Circunstancias que al día siguiente resuenan aún con mucha fuerza en los oídos y en el ánimo de muchos valencianos. Estoy convencido de que también en los de la consellera. 

Cuando no son pocos los que se preguntan si no se tenía que haber previsto algo más de duelo oficial que el escenificado en el Ayuntamiento del municipio en el que tuvieron lugar los hechos; cuando algunos (desde otros puntos de España, no desde Valencia, en donde se sabe que sólo la lluvia y el viento mandan por encima de la tradición) se preguntan si no había que haber suspendido la mascletà o haberla precedido de un minuto de silencio; y cuando se sabe perfectamente que los periodistas van a preguntarte por la tragedia de ayer, ¿de verdad resulta apropiado, aunque sólo sea en términos de imagen, salir en todas las televisiones de España -y puede que de más allá- respondiendo a esas cuestiones tan delicadas ataviada con un pañuelo fallero, como dando a entender que hoy, precisamente hoy, se está de fiesta, y permitiendo que haya quienes puedan pensar -sin duda equivocadamente- que la hemos interrumpido un momento para contestar lo que se sabe que hoy, precisamente hoy, nos van a preguntar con carácter prioritario?

 

Comenta esta noticia
Update CMP