27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El exlíder del PSOE de Madrid desenmascara a Gabilondo y su interés oculto

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo.

Tomás Gómez, que conoce sobradamente las interioridades del socialismo madrileño, apuesta por que no habrá moción de censura contra Ayuso y se lamenta de que su partido esté en ésas.

¿Está más cerca la moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso tras la dimisión del consejero Alberto Reyero pero su permanencia en el grupo parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid?

 

Se siguen haciendo apuestas en los cenáculos de la Villa y Corte, pero quien fuera secretario general del PSOE de Madrid entre 2007 y 2015 lo tiene claro: no. "Las posibilidades son practicamente nulas", asegura.

Tomás Gómez explica en un artículo en La Razón que tener que recurrir a votos tránsfugas en la bancada de Cs (la suma del PSOE, Más Madrid y Podemos está en 64 escaños, a tres de la mayoría absoluta) sería mortífero. Por no hablar de que socialmente ese movimiento "no está aún justificado" y se entendía como "la ambición de unos cuantos"

Es más. Él que conoce bien las interioridades del socialismo madrileño desvela que en Ferraz "creen que el PSOE de Madrid no está preparado para asumir tareas de gobierno" porque el que fuera candidato a las autonómicas, Ángel Gabilondo, "ha resultado ser un fiasco".

Gómez acusa al actual portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid de estar más preocupado por ser nombrado cuanto antes Defensor del Pueblo que por hacer oposición a Isabel Díaz Ayuso. Y de hecho sostiene que su empeño en que Madrid no fuera intervenida por el Gobierno central se debe a que intentaba "ganar algún punto más con el Partido Popular" para que no le vetara como candidato.

Pero es que además el exlíder del PSOE de Madrid se lamenta de que si no es Gabilondo, tampoco hay nadie que pueda ser candidato en un partido cuyo secretario general -José Manuel Franco- es ahora delegado del Gobierno y por tanto tiene que moverse entre las aguas institucionales y las partidistas. Aunque por lo general siempre se deje llevar más por las segundas.

"El segundo legado que deja el portavoz es que no haya nadie en el horizonte del socialismo madrileño que pudiese liderar sin fisuras internas y con crédito en la calle un proceso de estas características", reconoce Gómez.

Los primeros que están alentando la teoría de que el ya exconsejero Reyero está tramando algo son sus excompañeros en UPyD, partido por el que llegó a ser diputado en la Asamblea de Madrid y que abandonó para fichar por Cs cuando los magentas se quedaron sin opciones electorales. 

El que fuera sucesor de Rosa Díez en la Presidencia de UPyD, Andrés Herzog, lo advertía así:

 

Carlos Martínez Gorriarán, exdiputado de UPyD y mano derecha de Díez, le secundaba:

 

Comenta esta noticia