15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La trampa de Podemos a Carmen Calvo para promocionar a Irene Montero

Calvo va a ser "torturada" en el Congreso gracias a Podemos, que salva sin embargo a Sánchez. Ese doble juego puede no ser casual, y ésta es la explicación a todo.

 

 

 

Podemos ha lanzado un guiño a Pedro Sánchez evitándole el engorro de comparecer ante la Diputación Permanente del Congreso, en la que nadie tiene mayoría: de proseguir la legislatura sin nuevas Elecciones, todo dependerá en ese órgano de lo que decidan los tres representantes de ERC, algo que le lleva a Gabriel Rufián a frotarse las manos con frecuencia y a relamerse de gusto.

Pero el favor al líder socialista encierra un regalo envenenado del que fue bien consciente el partido morado cuando, para salvar a Sánchez, hizo comparecer a la vicepresidenta Carmen Calvo: lo hará este jueves y, como es de esperar, se llevará todos los bofetones políticos reservados para el presidente en funciones, que no se somete a control alguno desde hace casi medio año.

A nadie se le escapa que el puesto de Calvo en el actual Ejecutivo es el mismo, o muy parecido nominalmente, al que aspira Irene Montero desde Podemos. Y nadie, en el entorno de Pablo Iglesias, se le escapa tampoco que el desgaste de la vicepresidenta ya es elevado y que con esa intervención seguirá agravándose.

 

Las malas lenguas aseguran que, además, no pocas familias del PSOE y de La Moncloa verían con muy buenos ojos, o no con pena al menos, una degradación de Calvo en el futuro inmediato: algo que por cierto ya le pasó cuando fue ministra de Zapatero y tuvo que salir por pies de aquel Gobierno que no la soportaba.

Una vicepresidencia.... ¿tercera?

Por qué volvió Calvo de las catacumbas socialistas es un misterio, aunque hay quien dice que a fue de insistencia: no salía de Ferraz, estaba dispuesta a todo y en cualquier momento, y de una manera tan prosaica se ganó una resurrección que, desde las simas, la elevó al poder a la vera de Sánchez.

¿Es inteligente desgastarla como forma de promocionar a Irene Montero? La pregunta es razonable, pero la respuesta es imposible. Nadie sabe del todo si Calvo va para arriba, para abajo o sigue igual con Sánchez. Pero sí afirman todos algo: ni en el hipotético caso de que reverdeciera un pacto entre el PSOE y Podemos, habría una única vicepresidencia ocupada por la Primera Dama de Podemos. Siempre habría alguien por encima de ella y por debajo de Sánchez.

Comenta esta noticia
Update CMP