19 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los peluqueros de Euskadi niegan la disolución y no entregarán las tijeras

Dos conocidos top model abertzales, mirándose a los ojos

Dos conocidos top model abertzales, mirándose a los ojos

ETA desaparecerá, pero sus vestigios capilares no. El comando que cortaba el pelo tradicionalmente a los abertzales se niega a desaparecer y mantendrá el pulso al buen gusto.

 

 

ETA se ha disuelto, pero los peluqueros que durante décadas se encargaron del estilismo del mundo abertzale no tiene intención de entregar sus tijeras, según ha podido confirmar El Pato Cojo antes de ser desplumado.

Las Nekanes seguirán en activo, pues, tras comprobar el éxito de la internacionalización de su estrategia en la persona de Anna Gabriel, a quien se considera un hilo conductor histórico que, desde el exilio, prolonga una resistencia capilar a la represión española.

El peinado abertzale se inspiró en la fabulación de cómo quedaría un mapache 100% euskaldún  al arrojarse desde un vigésimo piso sobre la cabeza de un vasco de verdad. A partir de esa imagen, alegórica del maltrato sufrido por el pueblo, las tijeras hicieron el resto.

Tom y Gerry

"El corte en cuestión es más difícil de desactivar que el Comando Madrid", explica el pacifista Tom y Gerry Adams en conversación con este cronista, "pero si se pone voluntad y suavizante todo es posible", sentencia.

 

El representante de Euskadi en el festival de Eurovisión, tras pasar por el estilista

 

La activista pro derechos humanos Anna Gabriel, exiliada en la comunista Suiza tras sufrir torturas en el esmalte de sus uñas, ha adaptado el tocado abertzales como símbolo de comunión entre dos pueblos oprimidos y, pese al anuncio de desaparición de ETA, ella procurará mantener la tendencia a modo de alegato en favor de los derechos humanos de lunes a viernes. "Los fines de semana descansaremos", afirma, "llevando una vida 100% comunista a base de caviar de beluga pagado por los imbéciles que donan dinero a la causa", concluye.

Puigdemont negó haberse sometido a una sesión de un estilista abertzale, si bien reconoció que a él le suelen cobrar el doble en las barberías berlinesas por el enorme tamaño de sus principios y de su cabeza.

 

EPC
Comenta esta noticia
Update CMP