22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mustang, puro orgullo Ford como deportivo más vendido del mundo

La globalización traspasa ya todas las fronteras y no sólo los productos europeos triunfan al otro lado del atlántico, el deportivo americano se corona como líder de ventas mundial.

La idiosincrasia de los mercados automovilísticos está hoy en día sometida a constantes cambios, y además del innegable tirón de los coches con medios de propulsión alternativos, el éxito de modelos que rememoran gloriosos tiempos pasados de la industria es un hecho irrefutable. Ha ocurrido con el Mini, con el Fiat 500 o con el Volkswagen Escarabajo, y ahora le ha tocado el turno a un mítico deportivo americano, el Mustang.

Atendiendo a los datos de de IHS Automotive publicados por la marca, las matriculaciones totales del Mustang durante el año pasado se elevaron hasta 141.868 unidades, siendo prácticamente el 80% de ellas de la versión fastback y el 20% restante de la variante cabrio. Estos datos son realmente sorprendentes para un coche cuyo radio de actuación tradicional era el mercado americano, pero es que si analizamos los datos en detalle veremos que el Mustang Cabrio fue el deportivo más vendido de su tipo en Alemania en marzo. La cuna de los deportivos de raza tiene un nuevo e inesperado rival.

Presente en 140 mercados distintos, el Mustang fue de hecho el único deportivo en conseguir superar la barrera de las 100.000 unidades comercializadas en 2015, y gracias a esta enorme demanda ha dejado muy atrás a sus rivales más directos, el Chevrolet Camaro, que de hecho no se comercializa en Europa ahora mismo, y el Dodge Challenger, otro modelo que no se atreve a salir de su mercado originario.

 

Los datos globales para 2015 sugieren que el Mustang tiene aún margen de crecimiento este año, en el que muchos mercados empiezan a recibir su asignación completa de unidades. Hasta ahora, los clientes globales son los más interesados en la versión del  Mustang con motor V8. “Mientras gran parte del crecimiento de la demanda del Mustang en los Estados Unidos proviene de zonas costeras -especialmente del sur de California- y de millennials, que prefieren el motor EcoBoost 2.3 litros, los compradores de otros países prefieren el V8”, asegura el analista de ventas de Ford Erich Merkle.

“El inconfundible sonido del motor V8 es un bien preciado fuera de los EE.UU. Además, los usuarios estadounidenses han podido disfrutar de deportivos extranjeros interesantes desde hace décadas, así que ya era hora de que nuestra industria estuviera a la altura con el lanzamiento mundial del Mustang” resalta de nuevo Merkle. Nosotros nos hemos podido poner a los mandos de la variante Ecoboost y, aunque plenamente satisfactoria y comedida en su consumo, es cierto que hemos echado en falta el “alma” V8. Eso sí, su chasis ha mejorado pero todavía no está a la altura de lo que ofrecen los modelos Europeos. 

A Europa han llegado ya más de 16.500 unidades del Mustang desde que se pusiera a la venta en la segunda mitad de 2015. El Mustang está disponible en Europa con el motor V8 5.0 litros y 421 CV y con la versión EcoBoost 2.3 litros y 317 CV. Ambos están disponibles con cambio manual o automático de seis velocidades. El modelo fastback con motor V8 alcanza los 100km/h en 4.8 segundos, mientras que el Ecoboost lo hace en 5.8. El nuevo Mustang incorporará tres nuevos colores a lo largo de esta primavera en Europa: Blanco Platino, Azul Grabber y Azul Rayo, así como el nuevo sistema de comunicaciones y entretenimiento SYNC 3 a partir del verano.

Comenta esta noticia
Update CMP