21 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT     ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

El cambio en el canon de belleza se consolida

La llegada de modelos con una imagen más real es una tendencia cada vez más asentada en el mundo de la moda, permitiendo acciones que se identifican con el gran público mucho mejor.

Todos sabemos lo que son los cánones de belleza y cómo han ido evolucionando a lo largo de los años. Las marcas, la publicidad y la sociedad en general se ha encargado cada década de promover un canon en particular que ha ido evolucionando a lo largo de la historia. Ahora, después de años de centrarnos en un modelo casi perfecto y ficticio las marcas empiezan a apostar por un perfil de modelo mucho más real, lo que algunos medios han dado en llamar la “mujer curvy”.

Pero no solo las marcas de ropa, también de lencería o de muñecas se han atrevido a ofrecer otra mirada, mucho más actualizada, del cuerpo de la mujer. y del hombre, pues esta tendencia ya es un hecho en todos los géneros. Así lo han hecho también marcas de bodys sensuales que han querido llamar la atención de mujeres que hasta ahora se podían sentir excluidas de estas tendencias porque sus modelos no las representaban. La revolución ha llegado para quedarse.

Se alza un nuevo estándar dentro del sector de la moda que busca representar a todas aquellas mujeres que hasta ahora no se sentían identificadas con los prototipos que marcaba la industria. Las marcas empiezan a apostar por estas modelos “de verdad”, mujeres de tallas más grandes a lo que estamos acostumbrados a ver en publicidad, y además se decantan por dejar de usar el photoshop, aceptando así todas aquellas imperfecciones que convierten a las mujeres en reales y bellas.

Son muchas las marcas que empiezan a llevar esta tendencia a sus campañas publicitarias. Hemos visto incluso en la televisión campañas protagonizadas por grupos de mujeres de cuerpos muy distintos. No se trata solo de escoger mujeres de talla 42, sino de una gran variedad de tipos, perfiles, colores de piel, alturas e incluso edad. En definitiva, representar de forma más fidedigna a la realidad del sector al que sus productos van dirigidos. Esto es, representar la diversidad.

Sin duda se trata de una nueva estrategia de marketing a la que muchas marcas están optando y que está siendo aplaudida por la mayoría del público, sobre todo femenino. Un cambio que parte de la sociedad cree que ha sido impulsado gracias a ciudadanos que se han movilizado contra estas empresas que hasta el momento ejercían una presión sobre las mujeres mostrando en sus campañas cuerpos sin imperfecciones y con un perfil irreal.

Podemos decir que la revolución empezó hacia el año 2014 aunque podemos encontrar algunas campañas realizadas anteriormente, y a pesar de que no fue el año en que más marcas se unieron a esta tendencia, si es cierto que desde entonces cada vez son más las empresas que han empezado a optar por una imagen mucho más acorde a la realidad. Junto con las marcas hemos visto como actrices, modelos curvy o personajes de la esfera social se han empezado a posicionar a favor de esta nueva tendencia. Incluso algunas de estas modelos curvy se han posicionado al frente de la batalla por la diversidad y el respeto de esta diversidad por parte de toda la sociedad incluida las marcas y los medios de comunicación.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia