Lo que esconden las listas al Congreso más allá de los puestos de salida

La Via Mediterrània de Bataller tendrá que esperar a otras elecciones para presentarse

La Via Mediterrània de Bataller tendrá que esperar a otras elecciones para presentarse

Relevos de ´sufridores´, purgas internas, aspirantes frustrados en abril y que ahora lo ven más fácil... MIentras, Contigo ha logrado las firmas para presentarse y Via Mediterrània, no

La presentación de las candidaturas electorales ha dado, a falta de la ratificación de la Junta Electoral, más de una sorpresa. Sí, ha mantenido en sus puestos a quienes ya están o a la mayoría de quienes se quedaron cerca y tratarán de entrar, pero también ha dado pie a elevar la ilusión de posibles debutantes. Entre este último elenco se encuentra la periodista Maria Josep Picó, que inició su carrera profesional en la edición de l´Horta del diario Levante-EMV y, con el paso de los años, se ha ido especializando en ecología.

Este último valor que cotiza al alza ha resultado clave en su elección que, al contrario que en otras ocasiones en el seno de Compromís, no ha sido previa consulta telemática a las bases, sino directamente por designación. Mujer y valencianohablante son otros dos rasgos atractivos para la formación que ha pactado con el Más País de Íñigo Errejón aunque, a tenor de los nombres de quienes enarbolan las candidaturas (Marta Sorlí, por ejemplo en Castellón), el acuerdo ha supuesto casi total autonomía para que Compromís escogiera a las personas que quisiera. Con Joan Baldoví -no necesita ratificación de la afiliación porque en su caso el respaldo resulta prácticamente unánime- de abanderado una vez más por Valencia.

Ya no le acompañará su antaño escudero Enric Bataller tras su defección semanas atrás arremetiendo contra su excoalición y sugiriendo la creación de un nuevo proyecto, que, por cierto, lo gestó, Via Mediterrània. No obstante, se ha topado con una ley electoral que prima a los partidos con representación y obliga al resto a recoger el 0,1% de firmas del censo de su circunscripción para poder presentarse a los comicios nacionales. Y aquí ha caído. 

"Lo hemos intentado hasta el último minuto y hemos puesto nuestra primera piedra", escribían en la cuenta de Twitter de Via Mediterrània para explicar que han obtenido más de 1.000 firmas. Necesitaban el doble. Bataller y sus colaboradores habrán de esperar hasta nueva ocasión.

 

No lo tendrá que hacer, salvo que la Junta Electoral acometa una destacada criba de nombres, Contigo Somos Democracia, el partido que preside el ex diputado provincial José Enrique Aguar y cuya número uno al Congreso es su vicepresidenta, Yolanda Santos. Ha superado esas 2.000 firmas y tiene un margen de 150. Si pasa el tamiz de Junta Electoral de la provincia de Valencia, debutará en la competición nacional, ya que en abril se reservó para los comicios locales de mayo.

Por ese motivo ha tenido que recopilar ahora las firmas, al contrario que PACMA o que Avant Los Verdes, que fueron los partidos más votados sin representación en la pasada competición electoral en el territorio valenciano y que, como el resto de los que cumplió el objetivo de las rúbricas en marzo, ya podía optar automáticamente en esta reedición de comicios nacionales.

Quien tampoco aspirará al tercer escaño en la circunscripción de Valencia por Vox es su concejal en el Ayuntamiento de la capital, Vicente Montañez, que ocupó el puesto número tres en la candidatura de abril y lo compaginó con el dos a las locales de mayo. Su enfrentamiento con la dirección ha propiciado su sustitución por Julio Utrilla. Vox logró dos escaños el 28-A, por lo que el cambio no afecta, teóricamente, a los puestos de salida.

Aunque ese segundo escaño de Vox trata de sumarlo el Partido Popular, lo que significaría que el vecino de la comarca de la Safor Óscar Gamazo conseguiría escaño en el Congreso. Volvería, porque lo consiguió en 2016. Esta circunstancia, sin duda, lo reforzaría de cara a los cambios que se avecinan en la dirección provincial popular. Y, de paso, evitaría que el actual máximo responsable de esta estructura, Juan Ramón Adsuara, tuviera que hacerle hueco entre el apelotonado equipo de asesores en Diputación.

El PP también aspira a crecer a costa de Ciudadanos, cuya misión en esta campaña consiste en movilizar a su potencial electorado y asegurar sus seis escaños actuales en el Congreso (3 por Valencia, 2 por Alicante y 1 por Castellón). Para ello ha mantenido a sus sexteto titular y ha hecho algún cambio en sus relevos inmediatos, como la entrada de Alejandro Marín-Buck por Castellón.

Mientras, el PSOE, el partido ganador de las últimas elecciones tanto en el ámbito nacional como en el valenciano, tiene la intención de seguir aumentando representación, sobre todo a costa de Unidas Podemos, para quien mantener sus actuales cinco escaños supondría todo un éxito ante un Partido Socialista que parte con la vitola de vencedor y ante un Compromís reforzado tras su acuerdo con Más País.

El PSOE ha recuperado para su candidatura por Valencia a la ex diputada provincial Isabel García una vez ha salido indemne de la causa judicial en la que se vio envuelta. Eso sí, no ocupará el número cuatro en el que iba inicialmente para el 28-A hasta que fue reemplazada por Pepa Andrés.

La histórica socialista de Burjassot mantiene su posición, que hace cinco meses le garantizó escaño. García baja al sexto lugar, aunque el PSOE apunta fuerte y aspira a sumar más que en abril. Si no llega hasta la ex diputada, seguro que en breve ocupará algún cargo de postín. Tiene el comodín de su sintonía con Ferraz.

Comenta esta noticia
Update CMP