09 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cruda realidad: las "mentiras" de Tsipras explotan entre las manos a Iglesias

El líder de Podemos ya no quiere ni oír hablar de su "hermano griego" del que antes no paraba de presumir. Lo que está pasando en Grecia no ayuda mucho a la credibilidad de los morados.

Lejos, muy lejos del discurso con el que Syriza llegó al poder con el firme apoyo de Podemos desde España y su declarada intención de demostrar al mundo que podía hacer frente a la Unión Europea, el Parlamento griego aprobó este domingo la polémica reforma de pensiones y el aumento de impuestos, condiciones necesarias para recibir el siguiente tramo del rescate europeo.

La cruda realidad se ha impuesto a las promesas de Alexis Tsipras de no tocar ni las pensiones ni los impuestos. Un discurso hermano del de Podemos, y que llega en el peor momento para la formación morada, ahora que se enfrenta de nuevo a las elecciones generales. No ayuda mucho que sus "alter ego" griegos hayan demostrado al mundo que su discurso se viene abajo a la hora de ponerlo en práctica. La cruda realidad es testaruda.

De hecho, los 153 diputados de la coalición liderada por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, votaron a favor de esta nueva legislación, que estipula una reducción de las pensiones, la fusión de fondos de pensiones y la subida de impuestos para personas con medios y altos ingresos.

El principal partido de oposición griego, Nueva Democracia, votó en contra de la reforma, pero no pudo hacer nada para impedir el resultado a favor de Tsipras y sus aliados en el Gobierno.

Tsipras y el líder de Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, mantuvieron un duro enfrentamiento antes de la votación. El primer ministro griego acusó a su rival de "no ofrecer ninguna protesta alternativa".

Mitsotakis respondió parafraseando a Mark Twain. "Hay mentiras, hay malditas mentiras, y luego está el señor Tsipras", aseveró Mitsotakis, quien insistió una vez más en la celebración de nuevas elecciones tras criticar la votación de hoy, que describió como "epítome de la ineptitud, que el primer ministro ha tardado nueve meses en parir".

"Cuando alguien pide unas elecciones", contestó Tsipras a su rival, "sin tener alternativas, cabe pensar que la verdadera intención es la de salvar a sus amigos, que están viendo como se derrumba el sistema de sobornos que se ha construido estos años".

Tsipras insistió en que su Gobierno no recortará las principales pensiones "ni un solo euro", y subrayó que quienes se quejan ahora de una "tormenta de impuestos" votaron "alegremente por medidas previas de recorte valoradas en 62.000 millones de euros", en declaraciones recogidas por el medio griego AMNA.

"Con la medida que estamos aprobando hoy, nuestro objetivo es conseguir un sistema viable que garantice pensiones a todos los ciudadanos y lo haga con justicia social", añadió.

Con esta aprobación bajo el brazo, el ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos, viaja este lunes a Bruselas para convencer a sus homólogos europeos de la viabilidad de la nueva reforma para recibir el siguiente tramo del rescate.

La votación ha tenido lugar en medio de protestas en el tradicionalmente combativo barrio de Exarchia y en la plaza de Síntagma, frente a la sede del Legislativo en Atenas, según informan los medios nacionales.

   Hasta el momento han sido detenidas nueve personas: seis en Exarchia, donde los manifestantes han levantado barricadas y atacado a la Policía con cócteles molotov y piedras, y anteriormente otras tres en incidentes alrededor de la icónica plaza griega.

Comenta esta noticia
Update CMP