21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ciudadanos actúa para cortar de raíz la lista de 500 enchufados de Pedro Sánchez

Correos, Paradores, RTVE, el CIS... el partido de Rivera presenta una moción en el Congreso al respecto, porque cree tener un antídoto contra el nepotismo que asola la Administración.

Adiós a los enchufes, que en el escaso tiempo de Pedro Sánchez han beneficiado a 500 personas del PSOE o próximas a él, en puestos tan importantes como Correos, el CIS, RTVE o Paradores. Al menos eso es lo que pretende Ciudadanos, con una propuesta que, de aplicarse, sería revolucionaria en la Administración Pública, lastrada por interminables sagas políticas y sindicales que han hecho de la posesión de un carné un eterno salvoconducto laboral.

Para acabar con eso Cs lleva este martes al Pleno del Congreso sus recetas para despolitizar la administración que se basan, principalmente, en la generalización de los nombramientos mediante concurso público, una fórmula que quieren utilizar incluso para los directivos públicos, incluyendo subsecretarios, embajadores, delegados del Gobierno y presidentes de organismos públicos. Todos ellos se verían sometidos a una evaluación continúa y tendrían vinculado parte de su sueldo al cumplimiento de determinados objetivos.

 

El partido naranja ha recogido estas propuestas en la moción consecuencia de la interpelación que el portavoz económico de la formación, Toni Roldán, dirigió la semana pasada a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

En su iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, los de Albert Rivera abogan por suprimir el sistema de libre designación en la Administración y sustituirlo, con "carácter general" por un procedimiento de concurso de méritos.

En paralelo, plantean reducir la presencia de personal eventual restringiéndola a los equipos de gabinete y de despacho de los altos cargos en los órganos administrativos superiores, es decir, los ministerios y las secretarías de Estado.

Nuevo estatuto

Ciudadanos demanda la aprobación de un nuevo Estatuto de la Dirección Pública que regule la figura del directivo público profesional para garantizar que se le nombra en función de sus méritos y no de su afinidad con el partido del Gobierno.

 

Ese estatuto debería establecer una delimitación precisa entre los cargos de naturaleza política y técnica dentro de la administración y el sector público y definir como directivos públicos a los titulares de los órganos directivos de la misma y a los máximos responsables de los órganos de dirección de los organismos autónomos, empresas, fundaciones y consorcios públicos.

Actualmente, se consideran órganos directivos los subsecretarios y secretarios generales, los secretarios generales técnicos, los directores y subdirectores generales, los delegados y subdelegados del Gobierno y los embajadores y representantes permanentes ante organismos internacionales.

A examen

El partido naranja quiere impedir que condenados o encausados por corrupción puedan presentarse a los concursos para cubrir esos puestos, que la duración del desempeño del cargo vaya más allá de una legislatura, que estos directivos sean sometidos a una evaluación continua y que una "parte sustancial" de sus retribuciones se vinculen al cumplimiento de objetivos.

Además, Ciudadanos aprovecha su iniciativa para volver a plantear que la Presidencia del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se elija también por concurso público y que se culmine a la mayor brevedad posible el que se ha abierto para elegir al nuevo Consejo de Administración de RTVE.

Comenta esta noticia
Update CMP