22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las operaciones financieras lastran a Bankia

La entidad pública ha ganado 400 millones en el primer semestre, un 22% menos, ya que los activos financieros tienen mucho peso en su balance. La actividad comercial bancaria va bien.

La caída del beneficio en Bankia se ha debido sobre todo al menor rendimiento del crédito por el entorno de bajos tipos de interés y a la menor aportación de la venta de carteras de deuda pública. Los ingresos básicos, así, cayeron el 2,8% por el abaratamiento del precio del dinero con que el Banco Central Europeo (BCE) trata de reactivar la economía europea. La caída del margen bruto fue mayor (9,2%) por la menor aportación de la venta de deuda.

 La disminución de los gastos fue menor que la caída de dichos ingresos (5%) y las provisiones para afrontar pérdidas crecieron ligeramente, con lo que el resultado antes de impuesto cayó casi el 21%. Por el lado del negocio puramente bancario o 'core' (margen de intereses, más comisiones, menos gastos), el resultado alcanzó los 639 millones de euros, mostrando un avance del 0,3% gracias a la buena evolución de la actividad comercial y el impacto positivo de la contención de costes.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que, "un trimestre más", la entidad está mostrando una mejora en la calidad de su balance y está generando capital de forma orgánica. "De hecho, somos la entidad con mayor nivel de solvencia dentro de los grandes bancos", ha resaltado. En el semestre hemos alcanzado un beneficio de 400 millones de euros, a pesar de que hemos tenido una coyuntura ciertamente compleja desde el punto de vista de tipos de interés", ha incidido el directivo.

En este sentido, Goirigolzarri ha puesto en valor que detrás de este resultado hay dos factores fundamentales: por un lado, el incremento de la base de clientela y el incremento de los niveles de satisfacción de los clientes y, por otro lado, la "enorme pujanza comercial de nuestra red". La mejora de la rentabilidad del crédito se refleja, según la entidad, en el margen bruto de clientes, que asciende hasta el 1,65%.

Bankia cierra así un trimestre más con un importante dinamismo comercial que se refleja en la captación neta de clientes, su mayor vinculación y el aumento del crédito. En los últimos 12 meses, la base de clientes ha aumentado en 153.000 personas, un ritmo un 63% superior al que estaba creciendo en junio de 2018, y se ha elevado en 144.000 el número de clientes con los ingresos domiciliados (+29%).

En cuanto al crédito, la formalización de nuevas hipotecas ha continuado creciendo en el semestre en términos interanuales (+5,4%) y se eleva hasta los 1.459 millones de euros, mientras que la cuota de nueva producción a cierre de mayo es del 6,63%. Las hipotecas a tipo fijo representan ya el 58% del nuevo crédito hipotecario y el 34% de las hipotecas firmadas se concede a nuevos clientes.

El consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha subrayado "el fuerte dinamismo" de la actividad comercial, gracias al cual la entidad ha ganado cuota de mercado en financiación al consumo y a empresas, al tiempo que desde el punto de vista de recursos de clientes ha sido el banco líder en captación de fondos de inversión en el primer semestre. Sevilla ha indicado que la mejora de la calidad del balance sigue siendo una prioridad como demuestra que, en el primer semestre, Bankia ha bajado en 1.000 millones de euros sus activos improductivos, ha reducido la ratio de mora y ha mejorado las coberturas.

Comenta esta noticia
Update CMP