28 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tic-tac, tic-tac… Feijóo, Cospedal, Santamaría, Pons y Casado

El PP necesita una verdadera selección regeneradora de aquí a julio para elegir a su nuevo líder. Las componendas maillanas son seguramente el camino más corto a la nada.



Esperando a Feijóo. Si se presenta, ni Soraya ni Cospedal darán el paso, dicen las últimas informaciones. Él se lo piensa. Lo medita. Su compromiso con Galicia hasta 2020 es muy sólido. Mientras, Margallo, García Hernández y Bauzá parecen degustar el aperitivo mediático aprovechando las horas previas que faltan para que lleguen a la mesa los verdaderos comensales.

Tic-tac, tic-tac, el reloj sigue su marcha hacia las catorce horas del día D. El martes el presidente del PP de Galicia y la presidenta de los populares de Castilla-La Mancha celebrarán sus respectivas Juntas Directivas Regionales.

El presidente merece salir de una competición intensa. Las componendas maillanas no son una solución válida

Nada se deja al azar. Lógicamente. La Junta Directiva Regional del PP de Madrid fue el viernes pasado y, sin embargo,  Sáenz de Santamaría ni siquiera acudió a ella, pese a ser diputada por Madrid. “Nunca acude”, me dicen. Esa diferencia en la cultura de partido entre unos y otros cobra ahora su auténtica relevancia.

 

 

El miércoles por la mañana, Feijóo o Cospedal entrarán en Génova 13 a presentar sus 100 avales. ¿Dará el paso al frente Soraya Sáenz de Santamaría? Así lo espero. Porque el PP necesita un Congreso sucesorio a tumba abierta.

Una competición intensa

La legitimidad que da a un líder tener detrás de sí el voto ilusionado de los afiliados es enorme. Ojalá también se presentaran Esteban González Pons y Pablo Casado. Tras la marcha de Mariano Rajoy, son hoy los cinco políticos con mayor predicamento entre las bases y a quienes los afiliados piden liderar. Y luego, después del congreso de julio, conociendo cada cual sus fuerzas reales, todos juntos a defender al PP.  

El presidente nacional de los populares merece salir elegido de una competición interna intensa. Las “componendas” maillanas no son ahora mismo una solución válida, menos todavía para el mayor partido español, con más de medio millón de afiliados.  El líder del PP, para afrontar la que se le viene encima después de demasiados años de parálisis, necesita someterse a una verdadera carrera selectiva regeneradora.

Comenta esta noticia
Otros artículos de La Columna AMB
Update CMP