08 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Justicia da un varapalo a Urkullu y lleva a Illa y a Simón la peor noticia

Illa y Simón, en una de sus comparecencias en La Moncloa.

Illa y Simón, en una de sus comparecencias en La Moncloa.

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco condena al Gobierno Vasco por dejar sin medios a su personal sanitario en plena crisis del Covid. Una sentencia con aviso a navegantes.

Una más, y es la tercera tras sendas sentencias parecidas de jueces de Huesca y Teruel. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha condenado al Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) por incumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales durante la crisis del coronavirus y resuelve que la falta de EPIs supuso "un riesgo laboral grave e inminente" para la salud de sus trabajadores, según ha revelado el sindicato ESK, demandante en este caso.

La sentencia llega justo 24 horas después de que el Tribunal Supremo haya pedido formalmente a la Fiscalía que se posicione sobre las numerosas querellas y denuncias que, por el mismo motivo, han llegado al Alto Tribunal contra el propio Pedro Sánchez y varios de sus ministros, entre ellos Salvador Illa y Fernando Grande-Marlaska, así como el doctor Fernando Simón.

En un comunicado, el sindicato vasco ha exigido que tanto la dirección de Osakidetza, como la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, "asuman sus responsabilidades y presenten su dimisión por la nefasta gestión de estos tensos meses, que ha puesto en peligro la salud tanto del personal de Osakidetza, como de la ciudadanía a la que asisten".

El pasado 16 de junio se celebró el juicio contra el Gobierno Vasco por una denuncia presentada por el propio sindicato ESK por incumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales durante la gestión de la pandemia generada por el Covid 19.

 

La consejera vasca de Sanidad, Nekane Murga.

 

En la misma, se denunciaba la actitud de la dirección del Servicio Vasco de Salud en aspectos como la ausencia de mascarillas y trajes protectores entre el personal sanitario, así como el incumplimiento de los protocolos de utilización de los mismos o la no realización de los test para poder detectar la situación de la plantilla.

El TSJPV recoge en su sentencia que, "en relación a las mascarillas y a las batas, se dieron por Osakidetza instrucciones de uso, reutilización y lavado que nada tienen que ver con las indicaciones sanitarias y que dejaron de lado las recomendaciones de uso que advertían del riesgo potencial de infecciones para el paciente y para el usuario que conllevaba su reutilización".

A la resolución judicial se ha referido el candidato de la coalición PP-Ciudadanos, Carlos Iturgaiz:

 

 

Comenta esta noticia