17 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El entorno de Iglesias inicia una guerra sucia contra Errejón para degradarlo

Iglesias le recorta el poder fáctico a Errejón en Podemos.

Iglesias le recorta el poder fáctico a Errejón en Podemos.

El secretario general quiere recortar atribuciones a su número dos, agitado por una campaña en la que afloran críticas que le señalan por las causas de la crisis, para evitar tentaciones.

Mientras Podemos se afana en aplicar el manual de la vieja política a su crisis -primero negar la situación, después acusar a un ataque externo y finalmente hablar de normalidad-, las cosas siguen muy tensa dentro del partido morado. El silencio de Iñigo Errejón es bastante significativo de cómo se encuentra la situación. Por ahora, el número dos de la formación no ha dicho ni mú después de que Pablo Iglesias descabezara a su brazo ejecutor a nivel territorial, Sergio Pascual, de la Secretaría de Organización.

El discurso orwelliano de Podemos sobre esta crisis no esconde que, pese a los intentos de asegurar que Errejón mantiene la normalidad de su trabajo, el secretario general ha tomado en mano la negociación con el PSOE. El equipo de Iglesias, sobre todo Irene Montero y Rafa Mayoral, cobrará mayor protagonismo.

La decisión, para algunos, castiga a Errejón y parece mostrar que Iglesias ha tomado nota de algunas críticas internas lanzadas sobre el secretario político. El pan con azúcar de otros tiempos parece haberse convertido en algo más amargo.

Las críticas contra Errejón son furibundas y le acusan de haber sucumbido al oropel

En esta situación, los entornos de Iglesias y Errejón han puesto en marcha la picadora de carne y las críticas que se han escuchado en las últimas horas han subido de nivel. El número dos de Podemos ha sido blanco de quienes creen que todo lo sucedido se ha debido a una debilidad por el oropel. "Se le ha subido a la cabeza el escaño y la moqueta" ha sido una de las cuestiones que se le han afeado al secretario político. 

No es la única. Las críticas a Errejón no han dejado títere con cabeza: ansia de poder, deslumbramiento por su situación... En ese sentido caminan quienes creen que al número dos se le ha subido a la cabeza la posición que ha venido manteniendo incluso en las negociaciones con el PSOE. "Fue él el que quiso zanjar la crisis hablando de ofensiva del PSOE pero no dijo ni pío sobre los mimos que le dedican algunos socialistas para que convenza a Pablo", aseguran fuentes del partido morado. 

Iglesias quiere recortar poder a Errejón y ha empezado por el brazo armado territorial

Tal vez por eso Iglesias y Errejón han mantenido una discrepancia evidente respecto a la forma de negociar con el PSOE: si uno ha predicado el medir los tiempos, el otro ha abogado por cerrar un pacto lo antes posible, señalan desde Podemos, donde creen que el problema viene por la impaciencia del segundo. "Errejón tiene prisa por ser ministro", afirman. 

Algunos dardos han descendido incluso a lo personal señalando una debilidad de Errejón por el "boato" de su situación desde hace un año o su procedencia de una familia de la "casta". Pero el factor decisivo, argumentan otros, es que el número dos ha venido operando como ha querido en el partido gracias a las reiteradas ausencias de Iglesias por sus labores como eurodiputado. Y ahora éste ha querido mostrar sus poderes. 

Desde luego, un análisis es evidente para quienes siguen las cuestiones políticas: la absorción por parte de la Secretaría General de la Secretaría de Organización, responsable de lidiar con el poder del partido a nivel territorial, muestra una clara falta de confianza y un deseo de tomar las riendas al respecto. 

La crisis abierta incluso ha sacado de su torre de cristal intelectual a Juan Carlos Monedero, alineado claramente con el sector pablista después de que criticaron a los dimisionarios de Madrid: "Dan más importancia a su situación personal que al proyecto colectivo".

La excomunión ideológica lanzada por Monedero, en ciertos niveles del partido, es tomada muy en serio. Y más si se trata de frenar una gangrena que llega hasta los lugares más insospechados de Podemos

Comenta esta noticia
Update CMP