25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Caixabank sumará 2 millones de clientes “inTouch” en 2 años

La entidad que preside Jordi Gual ha presentado hoy su plan estratégico 2019-2021. Contempla la potenciación de un nuevo modelo de sucursales y prevé alcanzar una rentabilidad de más del 12%

Estos son algunos de los objetivos fijados en el plan estratégico 2019-2021 que la entidad ha presentado hoy en Londres. A lo largo de ese periodo, el banco quiere mejorar la tecnología y reforzar un “modelo de banca socialmente responsable”. El plan contempla una reordenación del negocio que implica el cierre del 18% de sus oficinas (800), todas en núcleos urbanos y de poca afluencia, y la potenciación de los nuevos modelos de sucursales más especializadas.

La transformación de la red de Caixabank tendrá como resultado un cambio de roles y una reducción de plantilla. El banco quiere reforzar el modelo de oficinas denominado ‘Store’ que son de formato más grande y con profesionales especializados. Esas oficinas están abiertas hasta las 6 de la tarde. También intensificará el modelo de atención remota inTouch hasta alcanzar 2,6 millones de clientes desde los 600.000 actuales.

La entidad quiere además mantener el modelo de Agrobank, que son las sucursales en poblaciones de menos de 10.000 habitantes. “Queremos mantener las 1.000 oficinas rurales no generando exclusión financiera”, se ha comprometido Gonzalo Gortázar, el consejero delegado. El nuevo plan estratégico prevé que la entidad financiera alcance con todo una rentabilidad superior al 12% en este periodo.

 

El Plan Estratégico 2019-2021 de Caixabank, se ha elaborado en un escenario de un crecimiento económico de alrededor del 2% anual tanto en España como en Portugal y de una subida gradual de los tipos de interés. El plan se basa en cinco líneas fundamentales: ofrecer la "mejor experiencia" al cliente, acelerar la transformación digital para ser "más eficientes y flexibles", potenciar una cultura centrada en las personas, "ágil y colaborativa", generar una rentabilidad atractiva, manteniendo la solidez financiera y ser referentes de gestión responsable y compromiso con la sociedad.

El banco que preside Jordi Gual se propone además incrementar sus ingresos "core", reducir sus activos financieros no estratégicos, situar la ratio de morosidad por debajo del 3% y mantener una política de dividendo atractiva para los inversores, con un objetivo de "playout" (porcentaje del beneficio que se destina a dividendos) por encima del 50%. 

Gortázar ha asegurado que quieren "consolidar un grupo financiero líder e innovador, con el mejor servicio al cliente y un referente en la banca socialmente responsable" mientras que Gual ha subrayado que el plan pretende "generar valor de manera sostenible" para clientes, accionistas, empleados y el conjunto de la sociedad.

Comenta esta noticia
Update CMP