Histórica presencia valenciana en la final junior de Wimbledon con Carlos Gimeno

Carlos Gimeno, en una imagen de la semifinal

Carlos Gimeno, en una imagen de la semifinal

Mientras el castellonense Roberto Bautista y Rafa Nadal luchaban sin éxito por alcanzar la final del cuadro principal, un valenciano de 18 años se clasificaba para luchar por la corona.

Finalmente habrá presencia española en el marco de las finales individuales de Wimbledon este próximo domingo. Tal vez no la más esperada, pero sí la que hace justicia a las grandes prestaciones de un joven jugador valenciano como Carlos Gimeno, número 49 del ránking junior, quien está viviendo los mejores días de su incipiente carrera tenística en el que es... ¡su primer torneo sobre superficie de hierba! 

A pesar de que, por un lado, Novak Djokovic hacía valer su condición de número 1 mundial para eliminar en cuatro sets a un fantástico durante estas dos semanas en el All England Club, Roberto Bautista, la dignísima derrota del tenista de Castellón de la Plana no suponía el principal sinsabor de esta jornada de semifinales para el tenis nacional; ya que Roger Federer certificaba la siempre complicada misión de hacer hincar la rodilla, también en cuatro mangas, al a priori ligeramente favorito Rafa Nadal en una edición más del duelo principal en cuanto a rivalidad tenística que se recuerda. 

Si ya de apasionante para el aficionado cabría calificar una penúltima ronda en el cuadro principal  en la que se daban cita tres de los mejores de la historia y el propio Roberto, la guinda llegaba a través del torneo junior con otro de los protagonistas de la jornada en la persona del valenciano Carlos Gimeno. Destinado a los talentos del futuro, un palmarés del evento junior que ha visto coronarse en la hierba londinense a leyendas del calibre de Ivan Lendl, Pat Cash, Stefan Edberg o... el mismísimo Roger Federer, allá por 1998, habla bien a las claras del nivel del mismo. Así como el hecho de que únicamente Manolo Orantes, en 1967, y el andaluz de padre sueco y madre rusa, Alejandro Davidovich (2017), lo hayan logrado traer para España con anterioridad hacen lo propio en relación a su dificultad.

Con tan solo 18 años, Carlos viene mostrando una gran madurez mental en el torneo, siendo ésta una de las claves de su acceso al choque por el título. Su último verdugo en la ronda de semifinales, el francés Harold Mayot, vio como sus opciones quedaban sepultadas habida cuenta de la exhibición de concentración del valenciano en los momentos más trascendentales, hasta llegar a un marcador de 7-6 y 6-4. A todo ello, el pupilo de Javier Martí une como virtud más destacada un poderoso físico que le permite adaptarse bien a este tipo de superficies pese a ser ésta su primera toma de contacto. Buen servicio y poderosos golpes de fondo no le faltan.

El japonés Shintaro Mochizuki, número 9 del mundo en la categoría, será su último obstáculo en la final del próximo domingo. Posiblemente el paso previo para doctorarse en la catedral del tenis mundial.

Comenta esta noticia
Update CMP