27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Qué hacía Sánchez en misa en Matalascañas, cuando fue abucheado? Rezar, no

Sánchez a la salida de la iglesia.

Sánchez a la salida de la iglesia.

Él que en julio negó un funeral de Estado a las víctimas del coronavirus, y que tampoco fue a las exequias organizadas por la Conferencia Episcopal, tenía que tener un buen motivo. Éste.

Las imágenes de Pedro Sánchez siendo abucheado e increpado al grito de "sinvergüenza" a la salida de una iglesia de Matalascañas (Huelva) han dado la vuelta al país. 

 

Pero, ¿qué hacía el presidente del Gobierno en un lugar de culto católico, él que se negó a organizar un funeral de Estado para las víctimas del coronavirus y limitó el homenaje a todas ellas a una ceremonia laica? Es más, ¿él que se negó a asistir a las exequias organizadas por la Conferencia Episcopal en La Almudena, presididas por el Rey? Misterio resuelto. 

Sánchez asistía a una misa en memoria de José María Pérez de Ayala, trabajador del Espacio Natural de Doñana desde hace casi medio siglo. 

A la derecha, José María Pérez de Ayala.

 

Éste falleció el 9 de agosto dejando un gran vacío en la familia de Doñana, donde era muy querido.

Pérez de Ayala, apodado el cicerone, había hecho de guía para Sánchez y, antes que él, para Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar, Felipe González y todos los ilustres invitados que los distintos presidentes llevaron al parque nacional. Desde Angela Merkel a Tony Blair, pasando por Helmut Kohl y Francois Mitterrand.

Fue, además, el fotógrafo que mejor retrató los rincones y encantos de Doñana. 

Comenta esta noticia