17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gesto de la terrorista antes de explotar hace temer a los agentes

La mujer que se inmoló durante la operación policial en Saint Denis no sólo intentó provocar el mayor daño posible sino que ha abierto una nueva y peligrosa brecha nunca antes vista.

La mujer que se ha inmolado este miércoles durante la operación policial en Saint Denis en busca del cerebro de los atentados de París realizó una llamada telefónica antes de hacerlo, según informan la cadena RTL y la televisión TF1. Por el momento se desconoce la identidad de la mujer que, tras disparar contra los agentes que habían acudido al apartamento en busca de Abdelhamid Abaaoud, ha accionado el chaleco explosivo que portaba.

Según una fuente próxima al caso citada por TF1, minutos antes de morir, la mujer "ha sido vista realizando una llamada telefónica", un hecho que hace temer a los investigadores que podría tener cómplices a los que estaría avisando de la presencia policial.

El hombre que había alojado a los detenidos en el apartamento -en el operativo han sido detenidas siete personas, dos de ellas en el interior del mismo- ha revelado a los investigadores que había alojado a otras tres personas, cuyo paradero se desconoce, según la emisora RTL. Además, fuentes policiales han revelado a esta emisora que los detenidos pretendían atentar este mismo jueves en el distrito financiero de La Défense, en París.

La primera mujer kamikaze

La mujer que se ha inmolado este miércoles en Saint Denis es la primera kamikaze que lo hace hasta la fecha en Europa, si bien son varios los grupos terroristas a nivel mundial que emplean a mujeres para cometer atentados."Las mujeres llevan a cabo operaciones suicidas en Chechenia o Palestina, pero se trata de viudas que alimentan una idea de venganza", ha explicado a RFI Grégory Robin, experto en explosivos del Instituto de Prospectiva y Seguridad en Europa, aclarando que también se han producido algunos casos, poco frecuentes, en Irak, Siria o Afganistán. Para el antiguo negociador del GIGN Bernard Thellier el hecho de que una presunta terrorista se haya inmolado en Francia añade un carácter "inédito" a la situación actual. "Ya no solo hay que buscar a hombres, las mujeres también están muy decididas y eso va a complicar enormemente el trabajo de los servicios de Inteligencia, la Policía y la Gendarmería", ha resaltado en declaraciones a LCI.

Por su parte, el especialista en terrorismo Claude Moniquet ha puesto el acento en que al contrario que Al Qaeda, que "se negaba a que las mujeres trabajaran" y que solo veían un papel propagandístico para ellas en la yihad, Estado Islámico "no tiene estos límites"."Si emplea a mujeres yihadistas que van incluso a convertirse en mártires, eso significa que los límites ya se han superado. Esto podría tener un efecto de tracción sobre espíritus débiles en Europa", ha advertido. Robin cree de que "las fuerzas europeas no están preparadas para atentados suicidas y todavía menos para las mujeres". "Va a haber que sensibilizar a todo el mundo. ¿Qué reacción adoptar frente a una mujer que porta un burka, que se niega a quitárselo, por ejemplo?", se pregunta.

Mató a su mejor amigo en 2008

El que no era tan inocente como pretendía aparentar este miércoles tras su detención es el hombre que dio alojamiento en su piso de Saint Denis a varios terroristas relacionados con los atentados perpetrados el 13 de noviembre en París. De hecho, fue condenado por el asesinato de su mejor amigo, según ha informado el portal galo Metronews. El hombre en cuestión es un joven identificado como Jawad B. y que, poco antes de su detención, ha dicho a la prensa que no era consciente de que sus huéspedes eran "terroristas". Según el portal galo, fue condenado en 2008 a ocho años de prisión por asesinato y ahora los investigadores intentan averiguar su relación con los terroristas.

En el lugar de la operación policial en Saint Denis, varios testigos han afirmado que Jawad es un hombre "tranquilo" y que suele consumir drogas. Dos artículos de prensa señalan a Jawad como condenado a ocho años de prisión por haber matado al que entonces era su "mejor amigo".

El diario digital galo ha contactado con la madre de la víctima. La mujer ha asegurado que el hombre detenido es el mismo Jawad B. que acabó con la vida de su hijo David y que ignoraba que estuviera en libertad.

El abogado que defendió entonces a Jawad ha confirmado que se trata de la misma persona y ha afirmado que entonces no tenía vínculos con el entorno yihadista. "Sí, es él", ha asegurado. Según los artículos publicados en 2008 por los diarios Le Parisien y Journal de Seine Saint Denis, Jawad mató a su mejor amigo a la salida de una tienda tras discutir por un teléfono móvil. El asesinato ocurrió en la misma calle en la que este miércoles se ha realizado la operación contra el cerebro de los atentados de París, Abdelmahid Abaaoud.

Comenta esta noticia
Update CMP