El Levante se acerca a su mayor gesta

Cabaco celebra el gol

Cabaco celebra el gol

Levante UD 2 - FC Barcelona 1. Un inocente penalti de Coke en las postrimerías del choque enfría las posibilidades granotas en la eliminatoria pese a un fulgurante inicio.

Probablemente espoleados por el ninguneo al que Ernesto Valverde "sometió" al Levante UD dejando en Barcelona a Messi, Luis Suárez, Jordi Alba, Piqué o Rakitic, los pupilos de Paco López - también con muchos hombres poco habituales en su once - entraron tremendamente enchufados al terreno de juego del Ciutat de València. El marcador no tardaría en inaugurarlo el uruguayo Cabaco, al rematar a gol un perfecto centro de Rochina a balón parado cuando aún no se había alcanzado el minuto 4.

Explotar las deficiencias defensivas del Barça

Los jugadores levantinistas, dentro de su salida en tromba, no paraban de sacar rédito de la presencia de dos chavales, Chumi y Miranda con 19 y 18 años respectivamente, en el eje izquierdo de la retaguardia. Primero era Coke quien retrataba en una acción por banda al lateral Juan Miranda para que el "valencianista" Murillo obstaculizara de forma providencial un remate de Boateng que hubiera supuesto el 2-0. Algo que, precisamente, ya había intentado el propio punta ghanés instantes antes en un disparo cruzado detenido por Cillessen.

Pero el segundo tanto local seguía sin dejar de llamar a la puerta. Aquella que no tardaría en abrir Borja Mayoral cruzando frente al meta holandés en una precisa asistencia del propio Boateng que volvía a sacar los colores a la defensa culé. Transitábamos por el minuto 18 y los primeros problemas para el Levante eran cuestión de tiempo ante un rival, a pesar a las ausencias, con indudable potencial ofensivo.

Aitor Fernández, suplente de garantías

El Barça continuaba sin generar ocasiones de gol en base a su habitual fútbol combinativo, aunque otros recursos como las cabalgadas de Dembelé o Malcom sí se las propiciaban. Ahí es donde el arquero guipuzcuoano demostraría su eficiencia ante ambos, sobre todo en un mano a mano que desbarató con la pierna cuando ya prácticamente se cantaba el gol del extremo brasileño. También se vio obligado a intervenir con acierto cuando Semedo se plantó ante sus dominios al aprovechar los lógicas dificultades de Simon en la demarcación de carrilero zurdo

Retoques para mostrar una cara más reconocible

Valverde renunciaba, tras el paso por los vestuarios, a sus experimentos defensivos dando entrada a Sergi Roberto y Lenglet por los excesivamente bisoños Miranda y Chumi; mientras que Paco López se encomendaba a la velocidad de Morales una vez consumido el primer cuarto de hora de la segunda mitad. Fue "El Comandante" quien pudo poner tierra de por medio en la eliminatoria en un remate a bocajorro que Cillessen desvió in extremis. Poco antes el meta holandés ya había detenido un ajustado disparo de Mayoral en otro alarde de reflejos. El 3-0 hubiera dado la vida y el oxígeno que los granotas merecían en relación al despliegue realizado; el 2-0 todavía les dejaba a expensas de una severa penalización en el caso de que cometieran cualquier clase de error...

Un penalti que lamentar

El tercer cambio barcelonista lo protagonizaba el casi inédito Denis Suárez durante esta temporada. Sin embargo, la clase que el mediapunta gallego atesora devino en una gran acción personal que llevaría aparejada la precipitación de Coke al contactar por detrás con uno de sus tobillos dentro del área. Coutinho maquillaba desde el punto de pena máxima su lamentable encuentro para poner un 2-1 que sabe a poco para el Levante UD a falta de tan solo cinco minutos que ya resultarían infructuosos. 

La eliminatoria está abierta. El conjunto granota ya habrá conseguido uno de sus objetivos si Messi - como parece más que probable - acaba siendo parte de ella. De otra manera la gesta es factible. Incluso con su presencia tal vez lo sea.

Comenta esta noticia
Update CMP