Ribó vuelve a las andadas con las señales en valenciano en pleno confinamiento

El Ayuntamiento de Valencia ya fue advertido en 2016 por Delegación del Gobierno, cuando gobernaba el PP. Habrá que ver qué hace ahora la delegada, designada por el PSOE

"Las indicaciones escritas de las señales se expresarán, al menos, en la lengua española oficial del Estado". Así lo indica con claridad el artículo 56 del Real Decreto 6/2015 de 30 de octubre de la Ley de Tráfico. No obstante, el Ayuntamiento de Valencia ha vuelto a instalar señales de circulación y advertencia únicamente en valenciano.

Precisamente una acción similar le conllevó una advertencia por parte de Delegación del Gobierno en 2016, cuando el cargo de máximo representante del ejecutivo nacional en la Comunidad Valenciana lo ocupaba Juan Carlos Moragues a propuesta del Partido Popular y con el Gobierno de Mariano Rajoy. Ahora habrá que ver si la socialista Gloria Calero decide adoptar medidas similares.

Al igual que el cambio de sentido de la céntrica y concurrida calle Colón y, sobre todo, la reducción del tráfico privado a un solo carril, el alcalde de Valencia ha aplicado esta medida de colocación de señales en valenciano en esta misma vía en pleno confinamiento, cuando la ciudadanía valenciana está encerrada en sus casas saliendo únicamente para lo más necesario.

En la señal más llamativa, además, renombra la calle Roger de Lauria como Roger de Lloria, siguiendo la senda de las localidades catalanes de Palamós o Gramanet, que han traducido directamente el apellido del famoso almirante al servicio de la Corona de Aragón al que concedieron el condado de Cocentaina, a finales del siglo XIII, en recompensa por sus servicios.

Comenta esta noticia