27 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno de Sánchez llama ahora "comportamiento democrático" al Golpe catalán

La vicepresidenta del Gobierno ha desvelado los verdaderos motivos por los que el Gobierno pretender relajar los delitos por los que están juzgados los líderes del proceso independentista.

Si alguien tenía dudas, escuchando a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, se le habrán quitado:  ha intentado justificar la reforma del Código Penal que pretende llevar a cabo el gobierno, pero lo ha hecho con una frase que demuestra las verdaderas intenciones del Ejecutivo ya que considera que lo que el procés catalán fue un "comportamiento democrático".

Y es que, Calvo ha intentado blanquear la futura reforma que plantea Pedro Sánchez que relajará el delito de sedición por el que están condenados los líderes del 'procés' ya que considera que hay que "acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales". De hecho considera que "hay tipos penales que son anteriores a la Constitución, se acompasan mal con acontecimientos nunca queridos".

Por ello insiste en que "siempre hemos tenido en nuestra acción de gobierno y dentro de los proyectos de reforma legislativa que haremos la modificación del Código Penal, simplemente porque pensamos que hay que acompasar comportamientos democráticos, asumidos en la vida cotidiana de España, a tipos penales que en alguna sentencia europea como la alemana nos advirtió que sonaban extraños", ha defendido en una entrevista en la Cadena Ser, haciendo referencia a la decisión de la justicia alemana que rechazó entregar a España al expresidente catalán fugado Carles Puigdemont tal y como reclamaba el juez Pablo Llarena.

 

De hecho, ha insistido en que fue el propio Gobierno, a través de la Abogacía del Estado el advirtió en el proceso judicial que juzgó a los líderes del procés, "lo que luego resultó ser en la sentencia del 14 de octubre, que había tipos penales que se acompasaban poco con algunas situaciones de este país".

"No hay otro camino"

Así, ha añadido que ya se está "armando el proyecto de reforma" del Código Penal que llevarán al Congreso de los Diputados y que abordará la revisión de la tipificación de los delitos de rebelión y sedición y la necesidad del consentimiento expreso en las relaciones sexuales.

Además, ha justificado la necesidad de revisar estos delitos en que estos tipos penales "no están a la altura del derecho comparado en Europa" como han demostrado las distintas decisiones judiciales fuera de nuestro país que no han ido en línea de lo que pedía la justicia española en relación con el procés.

Y es que, Calvo considera que "no hay otro camino" para afrontar la situación en Cataluña "que no sea sentarse" con el independentismo para decirle que no cabe más salida que una que esté dentro del marco constitucional.

Comenta esta noticia
Update CMP