27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El temor al cierre total se extiende con nuevas ciudades confinadas

Agentes de la Policía Nacional trabajan en un control de tráfico en Miranda de Ebro

Agentes de la Policía Nacional trabajan en un control de tráfico en Miranda de Ebro

Más ciudades españolas se suman al confinamiento de Madrid lo que da una imagen de que la pandemia vuelve a estar descontrolada.

Más cierres perimetrales se suman a los de las ciudades madrileñas confinadas por orden del Gobierno. Parece que el virus continua implacable propagándose por toda la geografía española, León y Palencia también se cierran. Un nuevo desastre que se veía venir.

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha sido la encagada de anunciar que, probablemente, a partir de este martes se decretarán medidas de restricción de la movilidad ante la evolución de la pandemia del COVID-19 en los municipios de León y Palencia, inicialmente para un período de 14 días.

Las medidas afectan a la movilidad para salir y entrar a ambos municipios y que se aplicarán a partir de este martes, 6 de octubre y los servicios jurídicos de la Junta de Castilla y León se encuentran reunidos para determinar a partir de qué hora se decreta el cierre.

 La consejera ha recalcado que se trata de unas "medidas más restrictivas para la protección de la salud" aprobadas en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud celebrado el pasado miércoles, aunque no se trata de un confinamiento, a diferencia de lo ocurrido en los meses de marzo y abril, ya que los ciudadanos de estas capitales no habrán de encerrarse en casa.

La entrada en vigor de estas restricciones afectará, tal y como ha indicado la titular de Sanidad, a la movilidad, así como a los aforos máximos y horarios en lugares de culto, velatorios,  establecimientos comerciales, hosteleros, academias e instalaciones deportivas.

La decisión adoptada se produce tras analizar la evolución del coronavirus en las dos capitales. En el estudio realizado por áreas de salud, la incidencia en León se eleva a 497 casos y Palencia a 192, mientras que si el análisis se centra en la situación concreta de cada capital la primera contabiliza 510,45 y la segunda 536,71.

De esta forma, ambos municipios se suman a la situación por la que atraviesan en Castilla y León las localidades vallisoletanas de Pedrajas, Íscar, El Carpio, Pesquera y Medina del Campo, así como la burgalesa de Miranda de Ebro y la salmantina de Sotoserrano, que, como así ha advertido la consejera, se mantendrán puesto que "hoy ninguna cumple las condiciones para retirar esas medidas".

Más medidas contra el virus en Aragón

Por su parte, Zaragoza y Huesca también han tomado más medidas para evitar frenar la expansión del virus, ya que volverán a la fase 2 durante una semana del 8 al 15 como medida preventiva ante la posible celebración de reuniones sociales en los días festivos con motivo de la conmemoración del Día del Pilar.

De hecho, la capital oscense ha alcanzado una tasa de 700 casos por 100.000 habitantes, lo que ha llevado al Gobierno aragonés a tomar más medidas aunque no incluye el confinamiento perimetral.

Por otra parte, se va a decretar el confinamiento perimetral del municipio zaragozano de La Almunia de Doña Godina y su paso a fase 2, también a través de una orden que se publicará este martes en el BOA.

Este municipio ha alcanzado tasas equivalentes de mil casos por 100.000 habitantes, por lo que la Dirección General de Salud Pública ha decidido tomar esta decisión para frenar su tendencia ascendente

Comenta esta noticia