Mónica Oltra da dos avisos a Pedro Sánchez

El anuncio del nuevo presidente de que no podrá cambiar el sistema de financiación autonómico esta legislatura ha motivado una primera reacción crítica del Consell por boca de su portavoz.

Mónica Oltra ha disentido abiertamente de Pedro Sánchez, que este jueves dijo en el Congreso cuando todavía era candidato que “no vamos a resolver ni a renovar la financiación autonómica porque muy probablemente no va a haber mimbres para poder lograrlo”. Sánchez se lo dijo a Compromís durante el debate de la moción de censura y le ofreció a cambio “empatía y simpatía”.

Según Oltra “si hay voluntad puede se cambiar” el sistema, “se puede arreglar este año”, y ha de ser un asunto “prioritario” para el nuevo Gobierno y lo “continuaremos reivindicando”. Como se sabe el Gobierno que forme Sánchez va a estar muy condicionado por los nacionalistas e independentistas vascos y catalanes. Quizá por ello -especialmente por los primeros- la vicepresidenta valenciana ha matizado que se puede aprobar la nueva financiación “siempre que no haya territorios que quieran mantener las diferencias”. Con todo Oltra ha emplazado a saber antes de nada quién será el próximo ministro de Hacienda.

Gürtel se ha cargado la financiación

La sentencia del caso Gürtel y el posterior anuncio de moción de censura han dado al traste con la principal reivindicación valenciana (unánime), la de un nuevo sistema de financiación autonómico. El Gobierno de Mariano Rajoy pospuso reiteradas veces el debate -pese a compromisos concretos para el año 2017 que incumplió- hasta que se aprobaran los Presupuestos Generales del Estado, y distrajo incitando al PSOE a tener una postura común negociadora para toda España.

Los PGE fueron aprobados el 24 de mayo. La sentencia Gürtel se dio a conocer el 25. La moción de censura se anunció el 26. Y el 27 el PPCV dio a conocer la celebración “hace unos días” de una reunión entre Cristóbal Montoro e Isabel Bonig para abordar la reestructuración de la deuda de valenciana, y sobre todo la preceptiva convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para cambiar el modelo de financiación vigente, “aprobado por el PSOE de Rodríguez Zapatero”.

Todo por el aire. Especialmente si se cumple el anuncio del nuevo presidente del Gobierno in péctore de que “no vamos a resolver ni a renovar la financiación autonómica porque muy probablemente no va a haber mimbres para poder lograrlo”.

Segunda discrepancia Oltra-Sánchez

Pero aún ha habido otro motivo de discrepancia entre Oltra y Sánchez. En la rueda de prensa de la portavoz del Consell de este viernes se le ha recordado a Oltra otra polémica afirmación de Sánchez, de meses antes, según la cual la valenciana no es una Comunidad histórica. Para la número 2 del Botànic lo es “porque lo dice la legalidad, independientemente de los sentimientos”.

Qué hacer con Carmen Montón y otros ministrables valencianos

En lo que sí ha habido más conexión entre el nuevo presidente del Gobierno y el Consell es en la política de reversión de hospitales. Pedro Sánchez ha dicho que va a seguir “la inspiración del Gobierno valenciano en muchos ámbitos” como la universalización de la sanidad y la reversión de las concesiones sanitarias.

¿Eso significa que se va a llevar a su Gobierno a la ideóloga de ambas políticas, la consellera Carmen Montón? Pues hay quien piensa que sí porque ya estuvo en su gabinete “en la sombra” de 2015, quien piensa que no porque dejó tirado a Sánchez en las primarias que el madrileño acabó ganando por quedarse de consellera con Ximo Puig (que sí tenía poder que ofrecer), y quienes piensan que Puig la centrifugará a Sánchez como antes se la impusieron a él. La conexión manchega. Motivos no le faltan al presidente valenciano, con muy buena parte del sector sanitario valenciano encendido con su consellera y en menor medida con él por mantenerla.

Si Montón sale del Consell para irse al Gobierno habrá formado parte en una misma legislatura de dos Ejecutivos levantados con los peores resultados de la historia de los socialistas de España y de la Comunidad Valenciana.

Los que sí se da por hecho que pueden ser ministros -y de paso servir como otra diferencia más con el PP- son José Luis Ábalos y Andrés Perelló, dos de los más firmes puntales de Pedro Sánchez incluso en sus horas más bajas. Pero no está tan claro que el exministro Jordi Sevilla quiera repetir con la complicadísima situación política que se avecina hasta la convocatoria de Elecciones Generales. Mónica Oltra se ha autodescartado.

Comenta esta noticia
Update CMP