30 de mayo de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lydia Lozano pierde los nervios tras ser desenmascarada ante sus compañeros

Lydia Lozano, siempre intensa en sus reacciones.

Lydia Lozano, siempre intensa en sus reacciones.

Una vez más la siempre intensa colaboradora de Telecinco terminó perdiendo la paciencia en pleno directo y la cosa terminó como el rosario de la aurora en el magacín vespertino del corazón.

Lydia Lozano y José María Franco han protagonizado una larga polémica en los últimos, antes de que la crisis del coronavirus estallara por toda España y recluyera a la propia periodista en su casa por motivos de seguridad.

Cabe recordar que la colaboradora de Sálvame dio una información en base a su fuente, él: aseguró que Rocío Flores había hablado por Whatsapp con su madre, Rocío Carrasco, a pesar del conflicto que les aleja desde hace años.

Sin embargo, los protagonistas de la información la desmintieron, también Antonio David Flores, quien se enfrentó con Lydia. Finalmente, se demostró que la información era falsa y, este miércoles, muchos días después, el reencuentro de Lozano y su fuente se produjo en directo... vía Skype.


“¿Describirías a José María Franco como un sinvergüenza?”, preguntaba Jorge Javier Vázquez a su colaboradora y ella eludía dar una respuesta: “Sigo pensando que por qué me ha hecho este mal, no lo entiendo y más estando confinada en casa, que no puedo hablar con él cara a cara… Me parece que se me ha hecho algo de mala persona. Él sigue diciendo que es verdad y como yo no puedo demostrarlo, me parece un sinvergüenza”.

El aludido respondía con un ataque: “El día que pidió perdón, me llamó y me dijo que la información era veraz”. La noticia despertaba la sorpresa de más de uno, José María le llamaba “falsa” y el enfrentamiento estallaba. “Durante muchos años te he dado información muy buena y me estás tirando por tierra”, se quejaba él; “¡Yo contigo me he portado de lujo!”, respondía ella.



Hasta tal punto llegaba la situación que alguien parecía pedir a Lydia que colgara. Ella evitaba decir de quién se trataba pero finalmente explicaba que Charly, escuchando el alboroto, había bajado: “Está alucinando”.

Minutos más tarde, José María extendía el conflicto al resto de colaboradores: “Si yo te dijera lo que dice de ti”, le advirtió a María Patiño y Lydia, escuchándole, le acusaba de aprovechar su ausencia para malmeter.


Él le recomendaba no defender a sus compañeros porque "tela marinera" y le advertía que podía enseñar su teléfono móvil. Jorge Javier Vázquez le pedía que lo mostrara y Lydia, atónita, cortaba la comunicación de raíz.

Pero José María tenía algo más que decir: contó que Lydia se desahogaba con él tras tardes intensas en Sálvame, cree que tiene "celos" y "envidia" y dejaba un titular: “A Kiko Hernández no le quiere”.

Comenta esta noticia