La imagen de la unidad del PPCV a la espera de los congresos

Bonig, Mazón, Barcala y Catalá.

Bonig, Mazón, Barcala y Catalá.

A la espera de que la 'normalidad' permita celebrar los concresos provinciales del PP en Alicante y Valencia, una fotografía difundida ha abierto las especulaciones.

El arranque de la semana ha dejado una foto muy comentada en los mentideros políticos como es la de la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, en una terraza de Valencia con el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, el alcalde de esa ciudad, Luis Barcala, y la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá. Una imagen difundida desde diferentes frentes que persigue la deseada unidad que la lideresa siempre reclama en sus mensajes internos al partido.

La foto no fue casual, sino que fue buscada por la dirección regional para mostrar esa cohesión interna con el sector que más poder institucional tiene en estos momentos en el PPCV, el clan de Alicante, y que en un hipotético congreso regional podría decantar la balanza a favor o no de la continuidad de la propia Bonig. Barcala y Mazón se encontraban en la ciudad de Valencia para asistir a una reunión en el Palau de la Generalitat con Ximo Puig, y Bonig quiso aprovechar su visita para hacerse la mencionada foto.

A la cita con Barcala y Mazón también se sumó María José Catalá, un gesto que destaca el peso que a la dirigente popular le concede la propia Bonig y que ya se ha afianzado como líder del PP en Valencia ciudad. Sin embargo, no asistió ningún dirigente que representara al PP provincial (que sería el poder equivalente al de Mazón), ni el actual presidente de la gestora provincial, el alcalde de Alfafar Juan Ramón Adsuara, ni ningún otro dirigente, gesto que también simboliza la falta de referentes (o el exceso de pretendientes) en este ámbito del partido.

La foto de unidad se produce en un momento en el que tras la crisis del coronavirus puede abrirse el melón de los congresos del PPCV en el que Bonig debe revalidar su liderazgo al frente del partido y donde uno de los nombres que ha sonado para sustituirle es precisamente Carlos Mazón, que a la espera de ver qué pasa en el regional donde sí tiene interés por presentarse y coger las riendas es en el PP de Alicante.

La fotografía además fue comentada por el escenario escogido, una terraza tomando un refresco, en lugar de las típicas fotos de reuniones en un despacho. Un atrezzo que sirve para dar una imagen más cercana entre los dirigentes, a la vez que el PPCV vende su apoyo al comercio local, una campaña lanzada esta misma semana. 

Comenta esta noticia