Del 'camión-bici de la basura' a 'mi voto al alcaldable que lo quite'

Coche de uno de los operarios, aparcado en el carril bici de Antiguo Reino de Valencia

Coche de uno de los operarios, aparcado en el carril bici de Antiguo Reino de Valencia

Los carriles bici siguen siendo el caballo de batalla de la política municipal en Valencia. El último, el que se construye en la Avenida Antiguo Reino, irrita a los usuarios.

El carril bici de Reino de Valencia se lleva a cabo después de miles de firmas vecinales en contra.

Su construcción contó solo con 67 apoyos de los 58.024 residentes censados en los distritos de Quatre Carreres, L´Eixample y Camins al Grao, lo que equivale al 0,1 % de la población. Es una arteria principal de Valencia que ahora se encuentra taponada y que, posiblemente, "hará la vida más incómoda a todos”, según comentan algunos vecinos de la zona.

Hasta la Asociación Valencia en Bici rechazó en su día la construcción de este carril bici en la Avenida Reino de Valencia en la forma que se pretende realizar. Abogaban por una ciclocalle  que modificara a penas la planta viaria, con menor coste y con mejor encaje con autobuses, motocicletas y coches.

Hasta circula una petición en change.org para que no se haga en la calzada y se haga, precisamente, en la mediana central que atraviesa la avenida.

 

Pero no, en la Avenida Antiguo Reino de Valencia el carril va a lo grande, paralelo al único carril que queda para el tráfico rodado y haciendo de embudo para el transporte público, para los equipos de emergencia, para la salida de los colegios o la recogida de personas. Imagínense, en caso de avería de un autobús en la calzada, lo que podría ocurrir. 

Los usuarios ya han empezado a quejarse en las redes sociales. Especialmente, en Twitter. Hay quien habla de sus enormes dimensiones y bromea diciendo que con un poco más ancho que fuera, "pasaría hasta un camión-bici de la basura" o quien culpa al alcalde Joan Ribó y a su equipo de Gobierno de "escuchar al vecindario, pero hacer lo que les sale del arco".

También hay quien promete, aprovechando la cercanía de las próximas elecciones municipales y autonómicas, "dar su voto al alcaldable que lo quite" o, incluso, votantes de Compromís, y residentes en Antiguo Reino, que exigen al Ayuntamiento de Valencia "que escuche a los vecinos".

 


Pero lo peor vendrá en marzo, en plena fiesta fallera como ya adelanta también un usuario. Si hay zonas de Reino de Valencia que debido a las Fallas sólo tienen hábil a la circulación el carril más pegado a la mediana, donde se está haciendo el carril bici, entonces, '¡apaga y vámonos!'.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP