21 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las poderosas razones de Mas para dejar la política, derrotado por Puigdemont

Artur Mas, este jueves al anunciar su dimisión.

Artur Mas, este jueves al anunciar su dimisión.

Justo dos años después de renunciar a presidir la Generalitat, forzado por la CUP, da un paso atrás y se marcha. Lo ha vendido como una decisión generosa. Pero hay mucho más.

Inhabilitado para ejercer cargos públicos, con su domicilio embargado, con un oscuro horizonte judicial en el Tribunal Supremo y aislado y en minoría en su propio partido. Así  dice adiós Artur Mas a la política tras dimitir este martes como presidente del PDeCAT.

Tras una ejecutiva, este lunes, en la que los dirigentes de la antigua Convergencia ratificaron su profunda división y que las tesis más radicales de Carles Puigdemont parecen imponerse, el expresident ha comparecido en Barcelona para anunciar que da un paso atrás.

"Lo que os voy a comentar hoy hace meses que lo tengo pensado y hasta comentado. Lo hablé en su momento con el president Puigdemont, con Marta Pascal, con la dirección del partido y con personas de mi confianza. Es una decisión que llevo meditando largamente", se arrancó Mas, que ha comparecido acompañado de la vicepresidenta del PDeCAT, Neus Munté, y de su coordinadora general, Marta Pascal.

"Mi decisión es dimitir como presidente del PDeCAT. Esta es una presidencia representativa acorde con nuestros estatutos. Hago otro paso al lado", explicó, en una velada referencia a su renuncia a la investidura como presidente en enero de 2016, cuando dio el relevo a Puigdemont, forzado por la CUP.

Mas ha apuntalado su decisión en dos ejes. Uno político. "El resultado obtenido por Junts per Cataluña me parece muy bueno y va más allá de las expectativas que tenía nuestro partido", ha señalado. Y, ha añadido: "Mi paso al lado tiene que ver con esto. Esta nueva etapa requiere nuevos liderazgos y dejar espacio libre para que determinadas personas puedan encabezar este proyecto", ha añadido.

La segunda razón: su horizonte judicial. "La segunda razón es el calendario judicial que tengo que afrontar en estos próximos meses. Fui juzgado, condenado e inhabilitado por el 9-N, y esta condena está pendiente de ratificación por parte del Supremo", ha detallado.

"Hoy mismo -ha revelado-he recibido una nueva resolución, del Tribunal Supremo, que confirma que estamos dentro de la causa ampliada de los hechos del 1 de octubre y sucesivos. En unos días prestaré declaración en Madrid como investigado en esta causa".

"Con esta decisión hago honor a los principios que me han guiado en mi actuación política, que son primero el país, luego el partido y luego la persona. Lo he intentado hacer así. Es una decisión firme e irrevocable", ha concluido, para justificar una decisión que oculta una realidad interna mucha más compleja.

Comenta esta noticia
Update CMP