25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La ofensiva europea de Casado desquicia al PSOE: "¿Creían que somos su felpudo?"

Pablo Casado y su secretario general, Teodoro García Egea.

Pablo Casado y su secretario general, Teodoro García Egea.

Sánchez, su Gobierno y su partido han salido en tromba contra el viaje del líder del PP al corazón de la UE para alertar de los Presupuestos pactados con el PSOE. ¿Está siendo desleal?

La campaña europea de Pablo Casado y el PP contra los Presupuestos pactados por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha enfurecido al presidente del Gobierno. El propio Sánchez y la caballería socialista se han lanzado en las últimas horas contra los populares por lo que consideran una enorme "deslealtad".

Ésta no es otra que el hecho de que el líder de la oposición viaje este miércoles a Bruselas para, en el marco de una cumbre del Partido Popular Europeo, alertar a sus colegas del riesgo de unas cuentas públicas que según el PP son la semilla de una nueva recesión.

Durante ese viaje, Casado mantendrá su primer encuentro bilateral con Angela Merkel, que es lo que ha desquiciado del todo a Sánchez. Porque el presidente no termina de ganarse el favor de la poderosa canciller alemana, por más que en verano ambos pasearan juntos por los parajes de Doñana.    

El presidente socialista aprovechó este martes una conversación informal con periodistas en Zaragoza para quejarse de la "deslealtad impropia de un partido de Gobierno". Precisamente él que en febrero se opuso a que Luis de Guindos fuera designado vicepresidente del Banco Central Europeo, pese a que ello suponía un asiento más para España en las altas esferas de la UE. 

 

Detrás del presidente han ido, en tromba, la vicepresidenta, el ministro de Asuntos Exteriores, la portavoz del PSOE en el Congreso, Íñigo Errejón por parte de Podemos -"No es patriótico y va a ser inútil", según él- y la portavoz en el Parlamento Europeo, Elena Valenciano, colgó un tuit con amenaza incluida. Éste: 

 

Ladran, luego cabalgamos, opinan en Génova 13 al respecto de su estrategia de internacionalizar los Presupuestos de Sánchez e Iglesias para convertirlos en un problema europeo y no solo español (como si la UE no tuviera bastante con el Brexit y la rebeldía del Ejecutivo italiano).

Fuentes de la delegación del PP que desembarcará en Bélgica afirman a ESdiario que si el presidente se ha puesto tan nervioso es porque no tiene nada claro que la Comisión Europea vaya a dar el visto bueno a sus Presupuestos. Y añaden que Sánchez es el que ha provocado esta situación, por presentar en Europa las cuentas de 2019 cuando el Congreso aún no ha aprobado el techo de gasto ni la senda de déficit. "Que se creen, ¿que íbamos a ser un felpudo?", se preguntan. 

"Decir la verdad nunca es desleal. No nos debemos a Sánchez, sino a los españoles. Y no vamos a ser cómplices de unos presupuestos que son un bochorno", resumió el secretario general del PP, Teodoro García Egea, al término de una reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido. 

Al viaje de Casado se suma, en paralelo, una ofensiva parlamentaria del grupo que comanda Esteban González Pons, que ha denunciado ante la Comisión Europea el intento del PSOE de amordazar al Senado. Además  ha presentado una batería de preguntas pidiendo a la Comisión que se posicione sobre los Presupuestos y preguntando qué medidas piensa tomar ante la "relajación" de las medidas de ajuste del déficit público.

No obstante, la jugada de Pablo Casado tiene sus riesgos. Si la UE da su bendición a los Presupuestos de Sánchez, el golpe lo encajará el líder de los populares. 

Comenta esta noticia
Update CMP