El PP insiste sobre la "irregularidades" en las obras de la rotonda del Vinalopó

Vicente Granero.

Vicente Granero.

El portavoz adjunto del grupo municipal popular, Vicente Granero, ha informado esta mañana “que la semana pasada denunciamos en rueda de prensa una serie de actuaciones irregulares que se daban en el entorno de las obras que se estaban llevando a cabo por la construcción de una rotonda en la inmediaciones del hospital del Vinalopó. Las mismas irregularidades pasaban por el mal estado de los pasos de peatones, la ocupación de una zona verde con la eliminación de decenas de palmeras así como los desperfectos en uno de los edificios cercanos que había provocado daños en la estructura del mismo. Tras esto, el tripartito no tardó en salir a intentar desmentirnos afirmando que todo estaba en orden y que la obra cumplía con los requisitos técnicos fijados”.

Granero ha señalado “que tras nuestra denuncia y menos de una semana después volvemos a hablar de la rotonda para demostrarle al tripartito que no solo denuncia esta situación el Partido Popular sino que hay una empresa que ha presentado un escrito en el ayuntamiento solicitando el cese de las obras en dicha zona debido a los daños y perjuicios que está generando”.

El portavoz adjunto ha añadido “que en la calle Tonico Sansano Mora con Presidente Adolfo Suárez, se está construyendo un edificio desde hace algunos meses, antes de que se iniciaran las obras de la rotonda. Ese edificio contemplaba una serie de condiciones dadas con anterioridad que ahora se han visto afectadas por lo que los constructores han solicitado por escrito al ayuntamiento que se pronuncie sobre estas cuestiones. Las aceras que rodeaban al futuro edificio pasaran de tener 6 metros, como así se fijó en su día, a menos de 2 sin que se haya previsto ninguna medida por parte de los técnicos municipales para ofrecer a los afectados, además de afectar a la solicitud de futuras terrazas en la vía pública así como las molestias que la cercanía de la rotonda puede producir en la primera y segunda planta de los edificios colindantes”.

Granero ha destacado “que todo ello queda acreditado con el documento llamado Tarjeta de línea, con fecha de 25 de octubre de 2018, donde los anchos de las aceras estaban establecidos en 6 metros. La fecha de este documento es posterior incluso a la adjudicación de la obra, lo cual demuestra la falta de coordinación entre las distintas concejalías que han intervenido en esta obra. Esto solo significa una cosa: que el tripartito no hace los deberes bien. Quiere decir que Urbanismo y Vía Pública con sus concejales al frente no son capaces de atinar en sus proyectos otorgando permisos y concretamente en los anchos de acera que en octubre eran de 6 metros para meses después pasar por alto su propia norma y acabar perjudicando a las zonas colindantes dejándolos en 2 o incluso menos”.

De esta forma, desde el grupo municipal “nos preguntamos si esta obra de la rotonda llevaba proyectada y anunciada hace dos años en los presupuestos como es que nadie se ha dado cuenta que iba a afectar a una obra que se ha otorgado con posterioridad. Es algo que deben explicar. Pero lo más grave es que la empresa constructora ha pedido explicaciones al ayuntamiento y nadie le da una solución. Por eso, en dicho escrito se solicita que cesen las obras que están dañando los edificios colindantes y que se acuerde reparar e indemnizar los daños y perjuicios ocasionados”.

Por último, Granero ha señalado “que parece que las denuncias que realizamos la semana pasada están más que fundamentadas en una obra, que tal y como dijimos, presenta una serie de cuestiones que el tripartito debería explicar a todos los ilicitanos. Una vez más, estamos ante un proyecto más ejecutado, mal trabajado y que puede salir caro a los ilicitanos si finalmente se derivan sanciones al ayuntamiento por la mala planificación”.

Comenta esta noticia
Update CMP