La candidata del PSOE pone fino al alcalde Joan Ribó

La candidata a la Alcaldía por el PSPV, Sandra Gómez

La candidata a la Alcaldía por el PSPV, Sandra Gómez

La segunda autoridad de la ciudad de Valencia, la socialista Sandra Gómez, está profundamente enojada con el alcalde de Compromís Joan Ribó.

Conocido es que la alcaldable socialista Sandra Gómez cuando se enfada es de armas tomar y ya se sabe que en campaña electoral los socios de gobierno no lo son tanto. A la candidata desconocida le ha molestado muy mucho las palabras de Joan Ribó contra el presidente del Gobierno. Tanto que no ha dudado por escrito en calificar al alcalde de "decepcionante", "oportunista" y "partidista".

La polémica tiene una miga de nada menos que 369 millones. El Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió que en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 se condonaría la millonaria deuda de la Marina (la zona portuaria deportiva y de ocio). Como las cuentas no llegaron a aprobarse, se planteó la opción de un decreto ley para saldar el déficit que arrastra el Consorcio Valencia 2007.

Pero precisamente ahora, a menos de un mes de las autonómicas y generales del 28 de abril, la Abogacía del Estado mantiene que no está claro que esa sea la fórmula ideal y Joan Ribó y el diputado Joan Baldoví han encontrado munición perfecta contra el Ejecutivo socialista.

La primer teniente de alcalde, que se juega mucho crédito político en la municipales, ha dado la vuelta al conflicto. Gómez ve "decepcionante" que Ribó "asuma los argumentarios de la derecha sobre la deuda de La Marina para atacar indiscriminadamente al Gobierno de Pedro Sánchez". Y por si quedaba alguna duda de su enojo, la candidata califica de  "oportunista y partidista que otros partidos como Compromís, con Ribó a la cabeza, se sumen al discurso de la derecha más rancia que nunca ha hecho nada por esta ciudad".  Tanto populares como Ciudadanos se han mostrado a favor de la condonación.

"Sánchez ha hecho todo lo posible para que esta deuda sea pasado, pero la Abogacía del Estado ha estimado que no se puede condonar la deuda por un decreto por urgencia", según la socialista, quien destaca que el informe "confirma la voluntad del Gobierno de resolver esta deuda que dejó el PP". "Ni comprendo ni comparto que Compromís y Ribó reproduzcan el argumentario de la derecha para atacar al PSOE", ha reiterado.

Gómez concluye que  "los progresistas tienen que remar para buscar soluciones y lograr que la izquierda salga reforzada". Los socialistas, tras los pasado comicios de 2015, pasaron a ser la cuarta fuerza política del ayuntamiento con cinco concejales tras PP (diez concejales), Compromís (nueve), Ciudadanos (cinco) y València en Comú (tres). Las encuestas publicadas en los últimos días sostienen que habría empate técnico entre el bloque de centro-derecha e izquierda. Vox, según estos estudios, podría dar la sorpresa.

Comenta esta noticia
Update CMP