09 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera delata a Iglesias: la patraña de la "venganza del gallinero"

Rivera ha dejado en evidencia a Podemos con el famoso "gallinero".

Rivera ha dejado en evidencia a Podemos con el famoso "gallinero".

Monedero ha dado la voz de alarma sobre el mayor defecto del líder supremo de Podemos, pero el presidente de Ciudadanos ha ido un poco más allá y ha echado luz sobre el reparto de escaños.

El cofundador y exdirigente de Podemos Juan Carlos Monedero cree que el mayor defecto del líder del partido morado, Pablo Iglesias, es su "soberbia intelectual" tal como declaró en la televisión gallega Vía V. Sin embargo, Albert Rivera cree que Iglesias tiene otro problemilla más. Uno de egocentrismo y protagonismo mediático: el líder quiere estar en primer plano sea como sea.

Así lo dejó caer con sorna el líder de Ciudadanos este jueves en el Espejo Público de Antena 3 al abordar la ya famosa polémica del "gallinero" en el Congreso de los Diputados. Con buenas dosis de ironía Rivera dio una lección de servicio público a Iglesias al señalar que su grupo estaría dispuesto a votar de nuevo la distribución física de los escaños en el Hemiciclo para que el líder de Podemos se siente en primera fila junto al del PSOE, Pedro Sánchez, que cree que es lo que realmente le importa al partido morado, puesto que los demás también tienen diputados en el denominado "gallinero", tanto PP, como PSOE, como Ciudadanos.

"¿Estamos dispuestos a volver a votar lo que ya se ha votado? Sí", aclaró Rivera, a la vez que juzgó que "la historia es que Pablo Iglesias quiere sentarse en la misma fila que Pedro Sánchez", algo que "es legítimo, pero que lo digan". Como avanzó ayer el portavoz de C's, Juan Carlos Girauta, este grupo no pondrá pegas si el PSOE admite esta nueva distribución. El líder de Ciudadanos también recriminó a los diputados de Podemos que "si vienen a dialogar será más fácil llegar a acuerdos" que si se limitan a reivindicar unilateralmente tener cuatro grupos parlamentarios o a imponer ministros al hipotético Gobierno de Sánchez.

Eso sí, Rivera dejó caer que la propuesta de distribución de escaños sería, según le han comentado sus compañeros de la Mesa, anterior al viernes en el que Iglesias se postuló como vicepresidente de ese Ejecutivo, por lo que descartó que el reparto de asientos fuera una venganza socialista por aquella supuesta humillación como han estado insinuando los podemitas desde que conocieron su ubicación en el Hemiciclo.

Comenta esta noticia