01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Goya denigran a Rajoy, miman a Sánchez y vuelven a los tiempos de la ceja

EL gran triunfador, Almodóvar, entre Penélope, Banderas y Sbaraglia

EL gran triunfador, Almodóvar, entre Penélope, Banderas y Sbaraglia

El establishment del cine español, eufórico con el Gobierno de PSOE y Podemos, vuelve a los tiempos de respaldo a la izquierda y se une a las alertas antifascistas incluso.

Los Goya volvieron de nuevo, de algún modo, a los tiempos de la ceja, expresión que hizo fortuna en tiempos de Zapatero para resumir el inmenso respaldo que tantos actores y cantantes le brindaron al líder socialista emulando incluso con el dedo su peculiar y angulosa acumulación capilar sobre los ojos.

Con Pedro Sánchez presente en el auditorio de Málaga, sin nominaciones oficiales pero con la sensación de que a actor principal no le ganada nadie, los guiños al Gobierno y los desprecios a sus rivales protagonizaron más la gala, de nuevo tediosa, que los chistes de Buenafuente, los discursos de los premiados y las películas en sí.

Guante de seda con Pedro Sánchez en el cine español: toda la ira quedó para los que no gobiernan

Tras años de contención, buscada por la Academia con ahínco, parece que ya no es necesario disimular y vuelve a haber barra libre a la politización.

Carlos Bardem, hermano de Javier y su alter ego en tantas cosas políticas, resumió ese espíritu con una frase lapidaria contra Rajoy y salvífica a favor de Sánchez tras pedir más dinero para el cine español: "Al menos va al cine, no como otros que se jactaban de leer el Marca".

Los parabienes hacia el líder socialista, el primer presidente que acude a la ceremonia en 15 años, fueron casi unánimes y el siempre combativo cine español se limitó a tratarle con mimo y a pedirle, con cortesía extrema, más dinero.

 

Las peticiones fueron muchas, desde Juan Diego Botto hasta Ángeles González Sinde pasando por el triunfante Almodóvar; pero todas en ese tono de complicidad que se dedica al amigo.

Amigo que estuvo, sí, y asintió, también; pero sin pronunciar ni una palabra en la gala ni responder a ninguna pregunta de nadie, en una especie de homenaje al cine mudo tan en desuso en la gran pantalla como habitual en el plasma.

Gracias Pedro... Sánchez

Ni falta que le hizo hablar, ya estaban los demás para hacerlo en su nombre, empezando por un Almodóvar pletórico en premios y feliz por el Gobierno de izquierdas vigente en España. Tanto como para lanzarle ánimos a Sánchez en uno de sus discursos de premiado:  "Va a ser el coautor del guión. Espero que le vaya bien, porque así nos irá bien a los demás".

 

 

Y así todo, con un guante blanco que, en términos políticos, el cine español o quienes lo dirigen nunca tuvieron con otros Gobiernos, como este petición tan deportiva de la actriz Marta Nieto, resumen de todas las demás: "Le pido que ponga el ojo en la cultura. Significaría más dinero y hace falta para películas dignas".

"Cultura antifascista"

Pero quizá le tono que de fondo había lo sintetizó como nadie el actor y director Eduardo Casanova, el conocido Fidel de Aída, con unas declaraciones desde la alfombra roja que son solo suyas pero resumen a casi todos como casi nada.

"Hay que hacer cultura antifascista, en este momento y en todos. Y en este momento en el que a veces parece que volvemos hacia atrás, mucho más". Lo dijo tras pedirle a Sánchez "más dinero público" para hacer "nuestras películas". A ser posible con Leticia Dolera, de quien dijo que estaba de acuerdo "en todo". Y se bajó el telón.

 

Comenta esta noticia