El policía imputado por Gürtel vuelve a declarar por la Fórmula 1

Manuel Morocho

Manuel Morocho

El agente que redactó el informe de los trajes de Camps declara de número en una piezas de la F-1 a instancia de la Generalitat. Ha sido imputado recientemente por el caso Gürtel.

El inspector Manuel Morocho ha sido uno de los personajes que se hizo insustituible en las investigaciones de los casos de corrupción que afectaban al Partido Popular. El ex jefe de la brigada 21 de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional vino a ser el agente de cabecera del inhabilitado juez Baltasar Garzón en el caso Gürtel y en el de los trajes de Camps. Incluso llegó a ser testigo, a petición de Garzón, en el juicio que acabó con su inhabilitación de carrera judicial por ordenar prácticas más “propias de sistemas políticos ya superados”.

Morocho declara mañana ante el juez que investiga la organización del Gran Premio de Fórmula 1 en Valencia a instancias de la Abogacía de la Generalitat en el denominado caso Valmor. 

El agente fue quien elaboró los informes, a petición del ex juez de la Audiencia Nacional, que acabaron con la carrera política del ex presidente Francisco Camps. Un caso, el de los trajes, por el que salió absuelto, toda vez que los datos aportados por la investigación de la UDEF, y por lo tanto de Morocho, no fueron suficientemente contundentes para el jurado popular y, con posterioridad, por el Tribunal Supremo.

Morocho declaró como testigo en ese caso, en el de la visita del Papa que organizó la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias y, ahora, por segunda vez, en la pieza Valmor.

En la anterior ocasión, en septiembre de 2018, fue llamativa una parte de su declaración en la que, a preguntas del abogado de Camps sobre su misión para tratar de buscar la verdad en los casos, manifestó que los cuerpos policiales "pertenecemos al aparato represivo" del Estado.

El caso Valmor ha sido cerrado en dos ocasiones. La semana pasada, el interventor de la Generalitat Valenciana dijo a la instructora que en el momento en el que se decidió que el Consell avalase a la empresa Valmor Sports -en sustitución de Bancaja- no había ninguna ley que regulase el procedimiento.

El interventor compareció en el juzgado de instrucción número 2 de Valencia que reabrió recientemente la causa únicamente para investigar la indicación u orden de firma de la asunción por parte de la Generalitat de la condición de avalista de Valmor hará en julio nueve años. La juez adoptó la decisión tras ordenárselo la Audiencia de Valencia.

La declaración de Morocho es la última en este proceso. El ex jefe de la UDEF  está imputado por un presunto delito de falsedad documental relacionado con las actas de los registros de esa misma operación policial. La magistrada del Juzgado de Instrucción Número 39 de Madrid le ha citado a declarar a él, y al policía que hizo las labores de secretario en los registros practicados en el caso Gürtel. La querella contra Morocho la interpuso uno de los cerebros de la trama corrupta, Pablo Crespo. 

 . E 
Comenta esta noticia
Update CMP