05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Fontaneros de Moncloa narran el caos que hay en el equipo de Sánchez y tiemblan

Varios trabajadores que han estado al servicio de distintos presidentes cuentan en ESdiario la desorganización que existe en la casa con el socialista y su guardia de corps a los mandos.



“A veces van como pollos sin cabeza y, además, todo el día quejándose”. “No os quejéis, les decimos. Esto es Moncloa y aquí se trabaja mucho”.

Mis interlocutores trabajan, efectivamente, en el complejo de La Moncloa. Lo han hecho para varios gobiernos y ahora observan de manera privilegiada los modos y maneras del equipo de Pedro Sánchez.

Hablamos del equipo político y su entorno, en la primera línea de decisiones, y del equipo de Comunicación, cuestionado por la falta de transparencia del Gobierno y por las críticas del secretario de Estado, Miguel Ángel Oliver, a los periodistas que cubren Moncloa.

“Muchos están estresadísimos y protestan por la cantidad de trabajo que tienen. ¿Qué esperaban? ¿Cargo y sueldo solamente? Esto es la Presidencia del Gobierno de España, pero a algunos les falta conciencia de ello”.

“Hay cierta altanería en algunos”, señala alguien que ha visto pasar ya a muchos cargos políticos que entraron y salieron de Moncloa con su presidente. “Están subidos a una nube y viven fuera de la realidad”, dice otra fuente. “No se dan cuenta de que esto se acabará tarde o temprano para ellos”.

Estrés y desorganización

Hay algo que preocupa a estos observadores de la realidad monclovita diaria. “A veces ofrecen la sensación de estar sobrepasados y esto es un error cara a los niveles inferiores y a los funcionarios porque las decisiones que se toman aquí son trascendentales y tienes la obligación de transmitir seguridad”.

“En su nivel no puedes dar sensación de descontrol o de desorganización”. Lo notaron, especialmente, apuntan las fuentes, durante los sucesos de octubre en Cataluña tras la sentencia del procés.

“Se estresan además por cosas previsibles”, señalan. “El día que haya un atentado o una crisis importante imprevisible, prefiero no pensarlo…”.

La Secretaría de Estado de Comunicación, desbordada

“Hay falta de organización, por ejemplo, en la Secretaría de Estado de Comunicación”, opina alguien, además, con experiencia con la prensa. “Por eso están desbordados”, dice.

“Se les paga para dar respuesta a la demanda de información; no para quejarse de que haya mucha demanda de información en plena era digital”, señala. Y añade con sorna: “En la Casa Blanca les daría un infarto”.

Pero, en descargo de Miguel Ángel Oliver y su equipo, coinciden las fuentes: “Tiene que ser muy difícil dirigir la comunicación de alguien (Pedro Sánchez) que cambia a diario de opinión y con ese historial de incumplimientos. Afrontar esto cada día tiene que ser muy estresante”.

A esto añaden otro elemento. Sánchez no deja respirar a su equipo. “En el día a día, Sánchez es muy exigente; no para de pedirles cosas”. “A diario, les tiene a mil”, dicen las fuentes.

Y, además, en este año y medio, coinciden también las fuentes consultadas, “no ha habido un proyecto”. El equipo cercano de Pedro Sánchez ha trabajado solo con la idea de “sobrevivir cada día”. “Están en la estrategia política y de partido. No tienen sentido de Estado”.

El miedo a Sánchez y la llegada de Pablo Iglesias a Moncloa

Pregunto por el secretismo y la falta de transparencia impuesta en las negociaciones de la investidura. Me llama la atención la falta de filtraciones relevantes estos días.

Pedro Sánchez -dicen- ha impuesto un férreo silencio. Hay auténtico miedo a caer en desgracia ante el presidente”. “Es pura verticalidad”, dicen.

Ahora, esas fuentes cuentan que esperan con cierta inquietud el desembarco de Pablo Iglesias y los suyos en Moncloa. “En cierto nivel de funcionarios preocupa”, dicen.

“Dependiendo del talante con el que vengan, su falta de experiencia puede ahondar en la desorganización que hay ya en algunos departamentos”.

Prefieren, además, pensar -dicen- que actuarán con lealtad al Estado, aunque, en según qué departamentos de Moncloa, no se sienten del todo seguros y cómodos con su presencia: “Es mucha la información sensible -dicen- que los de Podemos van a manejar”.

Comenta esta noticia
Update CMP