23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno de Sánchez se harta del bloqueo de Podemos

Sánchez e Iglesias saludándose en el Congreso

Sánchez e Iglesias saludándose en el Congreso

Tras el rechazo de la formación morada al decreto sobre los alquileres, miembros del Ejecutivo no ocultan ya su frustración e impaciencia ante la actitud de sus socios.

El anuncio de Podemos de que tumbarán el decreto de los alquileres ha empezado a colmar la paciencia y a sumir en el hartazgo entre el Ejecutivo de Pedro Sánchez, cansados de la intransigencia y las pegas constantes de sus socios.

El Gobierno, en fin, no puede ocultar su frustración con la actitud de los de Pablo Iglesias, que votarán en contra de la medida sobre alquileres que, entre otras acciones, amplía de tres a cinco años la duración mínima de los contratos para ofrecer mayor seguridad al inquilino.

Fuentes del Ejecutivo citadas por Europa Press se lamentan abiertamente de que mientras en Andalucía "la derecha traga con carros y carretas" con tal de hacerse con el Gobierno de la Junta -en alusión a la formación del Ejecutivo de PP y Ciudadanos con el apoyo de Vox- la izquierda se fije "hasta en el pelo de una gamba" para respaldar una medida del Gobierno pensada para ofrecer una mayor certidumbre a quienes viven de alquiler.

En el Gobierno justifican que el decreto que debe convalidar el Congreso de los Diputados no podía incluir todas las exigencias de Podemos porque entonces no lo apoyarían el resto de fuerzas.

Los morados en cambio se sienten traicionados porque en el acuerdo que firmaron con el Gobierno de apoyo a su proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 el Ejecutivo había accedido a permitir que ayuntamientos y Comunidades Autónomas pudiesen regular y controlar las subidas abusivas de los precios de alquiler en zonas consideradas tensionadas.

En la recta final de las negociaciones con Podemos, el Gobierno ofreció tres opciones a la formación 'morada', ninguna de las cuales aceptó. Se trataba de tramitar el decreto como proyecto de ley -lo que permitiría enmendarlo-, debatir la inclusión de algunas de las medidas pendientes reclamadas por Podemos en la negociación de los Presupuestos o aprobar en el futuro un decreto complementario.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP