21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La última ocurrencia de Carmena amenaza con castigar a los madrileños

Carmena, junto a su concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato

Carmena, junto a su concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato

Un día después de su anuncio una oleada de críticas incendia las redes sociales. La última "carmenada": cobrar una tasa a las entidades bancarias por los cajeros instalados en la calle.

Un clamor en contra. Partidos políticos, economistas y asociaciones de consumidores están en pie de guerra tras la última "carmenada" anunciada este jueves: el nuevo impuesto a los cajeros automáticos que Ahora Madrid pretende imponer a las entidades financieras el próximo año.

En concreto, según ha explicado el concejal de Hacienda, Carlos Sánchez-Mato, el Ayuntamiento pretende crear en 2017 ese impuesto por el "aprovechamiento del dominio público de los cajeros automáticos". Todos los expertos coinciden en que de confirmarse esta nueva tasa, los bancos la acabarán repercutiendo en sus clientes.

Sánchez Mato, que asegura que no es esta "una tasa contra el sector bancario" ha calculado que Madrid prevé recaudar en total 745.405 euros anuales.

La decisión del consistorio madrileño de imponer este tributo a los cajeros colocados en las aceras de la ciudad llega después de que la alcaldesa, Manuela Carmena, descartara esta posibilidad hace algo más de un año. 

En las últimas horas las críticas están inundando las redes sociales. Como el caso de la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís.

También el PP se ha mostrado en contra de este nuevo "vaivén" de Carmena. Para su portavoz municipal, Iñigo Henríquez de Luna, "la imposición de la nueva tasa podría perjudicar a los madrileños, ya que las entidades bancarias podrían optar por reducir la red de cajeros, empeorando el servicio o repercutir la tasa en sus clientes".

Comenta esta noticia
Update CMP