Podem se marca un 'Luis Miguel' con la tasa turística

Ximo Puig y su vicepresidente Martínez Dalmau

Ximo Puig y su vicepresidente Martínez Dalmau

Un vicepresidente del gobierno valenciano empieza por querer implantar la tasa turística en contra de su socio socialista, la oposición y el sector. Pero hay más asuntos polémicos pendientes

'Por debajo de la mesa' es una de las canciones más almibaradas a la par que atrevidas del cantante mejicano Luis Miguel.

“Por debajo de la mesa
Acaricio tu rodilla y bebo
Sorbo a sorbo tu mirada
Angelical y respiro de tu
Boca esa flor de maravilla
Las alondras del deseo
Cantan, vuelan, vienen, van”.

Por debajo de la mesa del Consell han quedado asuntos candentes que más que acariciar rodillas van a propiciar patadas a las espinillas del gobierno valenciano. Porque, a poco que se empeñe uno o dos de los siete socios, van a provocar grandes dolores de cabeza al presidente Ximo Puig, grandes tardes de gloria especialmente a Rubén Martínez Dalmau, y grandes alegrías a Isabel Bonig y Toni Cantó.

Quizá por eso el Pacte del Botànic II tiene tantas referencias a la reversión del cambio climático y otros asuntos de consenso generalizado e imposible responsabilización, y tan pocas a patatas calientes genuinamente valencianas -reversiones también-, como la del Hospital de Denia o el futuro del macroproyecto Intu Mediterráneo.

Todos esos asuntos volverán como búmerans a lo largo de la legislatura en el momento en que alguien los saque de debajo de la mesa y los ponga sobre ella, en alguna reunión del Consell o en alguna portada.

Uno de los vicepresidentes del Consell, el de Unides Podem sector Podem, Rubén Martínez Dalmau, ya ha marcado agenda reclamando introducir “elementos de justicia social a la presión turística”. Es decir, pidiendo la imposición por vía legislativa de una tasa turística en la Comunidad Valenciana, idea frontalmente rechazada por el sector, y que en su momento algunos socialistas intentaron rebajar proponiendo que los municipios tuvieran libertad para implantarla o no.

La oposición, que ha olido la sangre, ha reclamado la comparecencia inmediata de Martínez Dalmau en Corts para explicar sus declaraciones a Prensa Ibérica. El responsable del turismo de la Generalitat, Francesc Colomer, poco o nada partidario, ha respondido que este asunto “no está encima de la mesa”, como los juegos de manos de Luis Miguel, porque en la negociación del Botànic II no fue considerado asunto de implantación o de simple debate prioritario.

Colomer quizá responda al debate sacado de debajo de la mesa por Martínez Dalmau con otra gran interpretación del divo mejicano: 'Soy lo prohibido'.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP