01 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abandonado y sin entierro: el peliagudo caso del cadáver de “La Veneno”

La Veneno sigue sin poder descansar en paz

La Veneno sigue sin poder descansar en paz

Cristina no descansa en paz. Los enfrentamientos entre las partes y las causas de su muerte, con diversidad de opiniones, ha llevado a una situación que está todavía por aclarar.

La vida de Cristina no fue fácil. Y su muerte tampoco lo está siendo. Después de un infancia dura en su Adra natal, de una primera época en Madrid dedicada a la prostitución –a pesar de que “La Veneno” aseguraba que fueron sus mejores años- alcanzó las mieles del éxito de la mano de Pepe Navarro. Y, años después, llegó el declive.

Los últimos tiempos para la que fuera compañera de Pepelu se tornaron en amargos, hasta que volvió a los focos gracias a la biografía que escribió sobre aquellos años de fama en los que tuvo relaciones tormentosas con muchos rostros conocidos. Unos secretos que su familia esgrimía, precisamente, como la razón de su muerte.

Sin embargo las dos autopsias que realizaron a Cristina dieron la negativa a sus padres y hermanos y la razón a la que era su pareja en ese momento sobre las causas de su fallecimiento. Un accidente doméstico, un golpe en la cabeza, que la llevaron al coma y a la muerte.

Las dos autopsias que realizaron a Cristina dieron la negativa a sus padres y hermanos

Y, ahora, ¿qué pasa con su cadáver? El cuerpo de Cristina permanece en la morgue desde que le realizaron la segunda autopsia. Sin enterrar y sin un destino claro sobre cómo será enterrada y dónde.

La familia de “La Veneno” sigue en sus trece de realizar una incineración y trasladar sus restos al pueblo almeriense de donde proviene. Algo que choca con las supuestas últimas voluntades de la que fuera amiga de Pepe Navarro y que deseaba, según una amiga de Cristina, ser incinerada y que esas cenizas se esparcieran en el parque del Oeste que tantas alegrías le dio durante sus tiempos de prostituta.

La familia de Cristina se niega a que sea enterrada. Quieren una tercera autopsia, que tendrán que pagar de forma privada, para aclarar el oscuro momento de su muerte. Y, mientras las distintas partes se enfrentan y se pelean, “La Veneno” todavía no puede descansar en paz.

Comenta esta noticia