20 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La lección de austeridad de Leonor y Sofía a Pedro Sánchez

La familia Real, el pasado lunes, en Palma de Mallorca.

La familia Real, el pasado lunes, en Palma de Mallorca.

Mientras el presidente del Gobierno disfruta de unas lujosas vacaciones en una residencia que Juan Carlos I cedió al Estado, la princesa y su hermana son más espartanas en sus gastos.

Desde hace casi una semana, Pedro Sánchez, su esposa Begoña Gómez, y sus hijas disfrutan de unas lujosas vacaciones en La Mareta, una impresionante propiedad de Patrimonio Nacional ubicada en Lanzarote que fue cedida por don Juan Carlos al Estado tras recibirla como regalo por parte del Rey Hussein de Jordania. Corría el año 1989.

 

Sin complejos ante la que está cayendo por la salida temporal del anterior jefe del Estado de España, el presidente del Gobierno ha decidido hacer uso y disfrute de la propiedad durante buena parte de sus vacaciones -más largas que las del Rey Felipe VI, por cierto-, lo cual conlleva sustanciosos gastos: el Falcon y las medidas de seguridad principalmente. Un presupuesto sin duda elevado que correrá a cargo del bolsillo de todos los españoles

Este derroche con pólvora del rey contrasta con la lección de austeridad que han ofrecido la princesa de Asturias, Leonor de Borbón, y su hermana, la infanta Sofía, durante su estancia estival en Palma.

 

Dos modelos al alcance de todos

A las hijas de don Felipe y doña Letizia se las ha podido ver luciendo ropa que está al alcance de cualquier ciudadano de a pie. En el caso de la heredera al trono, a esta última se la pudo ver este lunes con un modelo de Mango de menos de 40 euros. Es un vestido midi, sin mangas y con estampado tropical sobre fondo verde.

 

Más austera fue incluso la infanta Sofía, que vestía un veraniego mono blanco que resalta su bronceado. Es una creación de Zara, que se puede encontrar en la web de la marca de Inditex por 25,95 euros.

 

Comenta esta noticia