18 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Terribas, el búnquer del procés

Terribas, en una foto promocional difundida desde el perfil público de su programa

Terribas, en una foto promocional difundida desde el perfil público de su programa

La Dama del Soberanismo perpetra otro editorial infame en la radio pública catalana, trinchera del separatismo financiada con los impuestos de todos. Insólito.

 

 

Mónica Terribas es, sin duda, la voz del secesionismo en la radio pública catalana, altavoz del procés y digna compañera de trinchera del conjunto de la TV3, ese ente de enorme coste para el contribuyente que ejerce de artillería mediática del separatismo.

El descaro es apabullante, impropio de una corporación pública que jamás debe estar al servicio de una causa ideológica, tal y como impone su propia naturaleza jurídica como servicio público. Con o sin artículo 155, lo que hacen TV3 y Catalunya Radio está, simplemente, legalmente prohibido.

Pero les da igual. El búnquer del soberanismo no entiende de leyes y sus razones están en otro lado, junto a los aventureros del procés, un montón de tipos convencidos de que la inexistente épica de su causa y la ausente legitimidad de sus objetivos están por encima de leyes que no son más que vulgares expresiones represoras del más rancio españolismo.

 

¿Se imagina alguien, entrando en materia, que RTVE o Telemadrid, por citar dos ejemplos, emitiera un editorial de uno de sus presentadores estrella defendiendo a Bárcenas, a Urdangarín o a Francisco Granados? Pues eso es lo que ha hecho la tal Terribas, una dama convencida de que es la materialización en la tierra de la icónica libertad guiando al pueblo del cuadro de Delacroix

 Para quienes no tengan ganas, tiempo o conocimientos de tragarse su filípica, una traducción resumida del sermón vendría en este tuit que sigue a continuación, aunque si quieren una versión íntegra, captada por un tuitero sagaz, pueden visionarla en este enlace:

 

 

La lástima es que allí no haya un Comité de Informativos como el que en RTVE no pasa una. Y la pena es que el forofismo radiofónico de esta dama convencida de que es fantástica no llame la atención de todos ésos que, cuando quieren, se ponen estupendos con los medios públicos.

Terribles

Porque Terribas se creerá fantástica, pero en un país serio y no en uno imaginario, lo que ella y otros como ella llevan lustros haciendo en TV3 y sus costosos soportes sólo tendría un nombre: propaganda barata e intoxicadora. Todo lo contrario del periodismo que dice practicar y que sólo engaña ya a los que salen engañados de casa.

Mónica Terrible, la dama de la agitación soberanista, tiene de profesional de la información lo mismo que Puigdemont de presidente de la República de Narnia. Ahora ya puede seguir soltando sandeces por esa boquita incompatible con la deontología más elemental en un oficio necesitado de bomberos y sobrado de pirómanos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP