22 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

PP, PSOE y C's borran la sonrisa a Iglesias y le retratan como un gran populista

Un cabizbajo Errejón conversa con el portavoz del PP, Rafa Hernando.

Un cabizbajo Errejón conversa con el portavoz del PP, Rafa Hernando.

La "oposición útil" impulsada por el presidente de la gestora socialista, Javier Fernández, está sacando de quicio al líder de Podemos, que encadena pifia tras pifia en el Congreso.

La oposición útil del presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y la mano izquierda -obligado por la aritmética parlamentaria- de Mariano Rajoy, se ha cobrado este miércoles una víctima colateral: la estrategia política diseñada para el Congreso de los Diputados por el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Y es que indignación es la palabra que mejor define el sentir de los diputados errejonistas tras una maniobra de PP y PSOE que ha dejado en un sonoro ridículo a Iglesias, arrebatándole además una de sus banderas en lo que va de legislatura.

Tras la reunión del ministro de Energía, Álvaro Nadal, y el portavoz socialista, Antonio Hernando, los dos grandes partidos han alcanzado un histórico acuerdo para acabar con la pobreza energética en España. Un acuerdo, al que se ha sumado Ciudadanos, para reformar la Ley del Sector Eléctrico y prohibir los cortes de suministro a las familias especialmente vulnerables.

Éste se comenzó a gestar tras la muerte en Reus de Rosa, una anciana, tras un incendio provocado por una vela con la que se alumbraba después de cortarle Gas Natural la luz.

Al día siguiente de conocerse la muerte de Rosa -que se produjo el 14 de noviembre-, fiel a su estilo del golpe de efecto, Pablo Iglesias convocó a los periodistas en el Congreso para anunciar dos iniciativas: citar a comparecer en el Congreso al presidente de Gas Natural, Isidre Fainé, y anunciar escraches de Podemos frente a las sedes de la compañía en toda España, como la de Madrid que recoge la fotografía.

Según ha sabido ESdiario, Errejón y la dirección del grupo parlamentario instaron a Iglesias a adoptar alguna iniciativa parlamentaria para enarbolar con medidas concretas la que había sido su bandera. De hecho, un paquete contra la pobreza energética fue su primer proyecto de ley en la Cámara.

Iglesias, como en tantas otros asuntos, optó por los gestos, el ruido y la calle, mientras el PSOE llamaba a negociar al PP. "Cuando se produjeron esos trágicos hechos, algunos se pusieron a trabajar y otros se pusieron a protestar", ha recordado este miércoles Antonio Hernando

Mientras, Errejón deambulaba cabizbajo por el Congreso, la indignación revolvía a los suyos bajo una confesión en los corrillos: "Hemos vuelto a hacer el ridículo". Tanto, que la diputada morada por Barcelona Lucía Martín González se plantó en las ruedas de prensa de Hernando y del ministro Nadal con cara de muy pocos amigos.

 

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia