02 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián responde con esta crueldad a cómo gestionaría la pandemia la derecha

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián

El portavoz de ERC lanza varios mensajes a Sánchez sobre la independencia y demuestra muy poco tacto para referirse a PP, Cs y VOX en plena crisis sanitaria.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha sido de los políticos más duros para referirse a la gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha llegado a acusar de actuar tarde y mal para atender una crisis que se ha cobrado ya más de 11.000 vidas.

Pero todavía ha sido más contundente, en una entrevista con El País, al referirse a cómo estaría a su juicio gestionando esta situación un Gobierno del centroderecha: "Somos muy conscientes de que si esta crisis la hubieran gestionado PP, Ciudadanos y Vox la gente estaría recibiendo por Glovo banderas de España. Y ya está", ha dicho a la periodista Elsa García de Blas en una videoconferencia.

Olvidado su mensaje crítico a Pedro Sánchez en este caso y en casi todos, Rufián da un volantazo para mostrarle un respaldo prácticamente absoluto, incluyendo la posibilidad de aprobarle unos Presupuestos Generales del Estado que se daban por perdidos.

 

"Es que todo ha cambiado: eso sería de un autismo político bestial. ¿Eso significa que vayamos a aprobarle al Gobierno los Presupuestos mañana? No, pero hay que hablar y entenderse más que nunca", arguye.

Y el mismo "pragmatismo" le pone al proyecto independentista y a la "mesa de diálogo" que le impuso a Sánchez para poder ser investido el pasado enero. Todo queda aparcado, según se deduce de sus declaraciones, pero nunca olvidado.

"Habrá tiempo"

"Tarde o temprano habrá que retornar a hacer política. Vamos a intentar echarle a esto sentido común, pragmatismo y ya habrá tiempo para hablar cada uno de lo suyo. Estamos centrados en intentar paliar los efectos de la crisis económica que vendrá tras la sanitaria.", explica.

Y otro apunte, en la línea del afán "nacionalizador" de Pablo Iglesias: el dirigente republicano también es partidario de intervenir en el ámbito privado: "Fue al hilo de una noticia de que había 2.200 camas de UCI libres en la sanidad privada. Me consta que la sanidad privada está arrimando el hombro, pero creo que sería bueno de forma temporal que el Gobierno asumiera la gestión de todo ello."

 

Comenta esta noticia