El Congreso estudiará pedir que la paella sea Patrimonio de la Humanidad

Esta semana se ha celebrado por primera vez el Día Internacional de la Paella, un plato internacional al que le falta la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Ya hay quien la ha pedido a través del Congreso.

Coincidiendo con el #WorldPaellaDay, el día 20 el diputado José María Chiquillo ha impulsado una Proposición No de Ley (PNL) ante la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados para conseguir la Declaración de la Paella Valenciana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad e incluirla en la Lista Representativa de la UNESCO.

En opinión del diputado popular “la Paella Valenciana merece ese reconocimiento internacional, es una seña de identidad de los valencianos y proyecta internacionalmente la marca de calidad y excelencia de la Comunidad Valenciana”.

La paella tiene su día, tiene su emoji, y dentro de poco puede que además sea oficialmente Patrimonio de la Humanidad.

Antecedentes

Desde 2008, la UNESCO considera que el proceso de elaboración de ciertos platos elaborados y cocinados y las prácticas culinarias, deben preservarse para la posteridad y promover su promoción internacional; así que, año tras año, elabora una lista de tradiciones gastronómicas de diversos rincones del mundo que conforman la denominada Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial; no es el plato o manjar en sí lo que se considera como tal,  es el proceso,  la “práctica, el ritual, la costumbre para su elaboración y el arte para su preparación” lo que se pone en valor.

Estas delicias gastronómicas son verdaderos modelos de cultura integral, que incluyen aspectos como la agricultura tradicional y autóctona, practicas rituales, costumbres comunitarias y un aspecto social intrínseco, ese aspecto popular y participativo es uno de los pilares fundamentales de nuestra Dieta Mediterránea – declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO en 2013-, compartir los alimentos de forma socializada, generalmente en un ambiente festivo en las plazas y calles de nuestros barrios, pueblos y ciudades.

La Paella Valenciana constituye uno de los Patrimonios imprescindibles de la gastronomía de la Comunidad Valenciana, que además va unido indefectiblemente a diferentes tradiciones festivas en su territorio, en donde se unen múltiples disciplinas y actividades, desde las culinarias, a las culturales, económicas, de ocio, medio ambientales, de artesanía, etc, siendo un elemento integrador de la sociedad por la participación de todos, mujeres y hombres, niños y ancianos, teniendo además una proyección internacional indudable.

Comenta esta noticia
Update CMP