15 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La amenaza de Mohamed VI de "robar" a Sánchez la Base de Rota llega al Congreso

Mohamed VI sigue incrementando su pulso a Sánchez.

Mohamed VI sigue incrementando su pulso a Sánchez.

Ante el preocupante silencio de Moncloa y Exteriores, el PP pregunta en el Parlamento qué hace el Gobierno tras el último movimiento en la escalada de Marruecos contra el Ejecutivo español.

En Moncloa, en la sede del Ministerio de Exteriores y en el cuartel general de Defensa, comienza a cundir la sensación de que el statu quo diplomático de España con Marruecos ha saltado por los aires. Venía de lejos y los ataques gratuitos del sector Podemos del Gobierno al Reino Alauí con los frívolos guiños en favor de la independencia de la antigua colonia española, no han hecho otra cosa que acelerar el pulso de Mohamed VI a Pedro Sánchez.

De lo que viene sucediendo en torno al país vecino no parece que la ministra Arancha González Laya este oliendo mucho. Primero fue la brutal oleada migratoria en las costas de Canarias, de la noche a la mañana. Despúes, la suspensión de la Cumbre de Alto Nivel Hispano-Marroquí, tras filtrar además Rabat que Mohamed VI no estaba dispuesto a recibir en audiencia al presidente español.

Más tarde, el anuncio de que Estados Unidos reconocía la soberanía marroquí sobre el Sáhara -que pilló a Moncloa por sorpresa-, y después, la venta de cuatro sofisticados drones de uso militar de Washinton a Rabat. Pero hubo más. Tal como adelantó en exclusiva ESdiario, el Rey Mohamed VI planea relevar a su embajadora en Madrid, Karima Benyaich, para sustitutirla por un diplomático mucho más duro.

Y en estas últimas horas ha llegado una novedad que, literalmente, ha puesto en alerta a Defensa. Varios medios marroquíes -siempre vinculados con el régimen- adelantan que Marruecos habría alcanzado un principio de acuerdo con Estados Unidos para la apertura de una base militar en su territorio, y más en concreto en el territorio del Sáhara Occidental bajo control marroquí.

Este gesto pasaría por el traslado de la base estadounidense (de utilización conjunta con España) en Rota y se enmarcaría en el acercamiento de Washington y Rabat. "No puedo hablar de los planes que tenga Estados Unidos con Marruecos", se ha limitado a afirmar González Laya al respecto.

La noticia ha provocado la lógica alarma en el Gobierno por varias razones. Por que Podemos, en especial Izquierda Unida, ha venido defendiendo el cierre de las instalaciones de Morón y Rota.  

También, ya que la renovación del actual convenio bilateral está pendiente de la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca y el consiguiente nombramiento de su nuevo embajador en España. Y por que la Base de Rota es doblemente estratégica para el Gobierno: por su faceta militar y por los miles de puestos de trabajo que genera en una zona, la Bahía de Cádiz, brutalmente sacudida por el paro.

 

Una de las manifestaciones patrocinadas por Izquierda Unida contra las bases de Morón y Rota.

 

Por todo ello, el PP ha pedido al Gobierno que aclare de forma urgente qué gestiones está realizando para garantizar la permanencia de las tropas estadounidenses en Rota a la luz de esas informaciones que apuntan a un acuerdo para el traslado de las mismas a una base en Marruecos.

En una pregunta presentada ante la Mesa del Congreso, los populares quieren que Moncloa aclare por escrito si tiene "conocimiento de que las intenciones de Estados Unidos sean las de trasladar a sus efectivos desplegados en Rota a Marruecos".

En este sentido, los populares exigen aclarar si desde Estados Unidos alguien se ha puesto en contacto con el Gobierno para "plantear una revisión del Convenio sobre Cooperación para la Defensa" en el cual se ratifica la cesión de las bases de Torrejón, Morón, Rota y Zaragoza a dicho país y, si ha sido así, "en qué dirección iría la propuesta de enmienda".

El PP quiere que Pedro Sánchez aclare "las gestiones diplomáticas" que está llevando a cabo para garantizar la continuidad del Convenio de Cooperación para la Defensa, alcanzado en 1988, y revisado en 2002 y 2012, con el fin de "evitar así el desplazamiento de efectivos estadounidenses a Marruecos".

Desde el partido que lidera Pablo Casado consideran que el traslado de las tropas estadounidenses "la pérdida de peso geopolítico de España como punto clave para la defensa del continente y del Mediterráneo además de restarle peso a nuestro país en el seno de la OTAN".

M.B
Comenta esta noticia
Update CMP