10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La foto de Jordi Pujol y su mujer votando alegremente le estalla a Puigdemont

Jordi Pujol y Marta Ferrusola, este domingo votando en el referéndum.

Jordi Pujol y Marta Ferrusola, este domingo votando en el referéndum.

El independentismo había intentado ocultar la imagen del repudiado expresidente de la Generalitat por el daño que supondría, pero no se puede poner diques al mar de Internet.

Desde hace varios meses, los impulsores del procés, con Carles Puigdemont y Oriol Junqueras a la cabeza, pusieron especial empeño en desmarcarse de la figura de Jordi Pujol, el icono de la Cataluña independentista, enredado en los tribunales con graves problemas de corrupción que afectan a toda su familia. También el propio antecesor e hijo político del expresident, Artur Mas, optó por poner tierra de por medio con su mentor en la Generalitat.

Por eso, tanto el PdECAT, como los medios públicos al servicio del Govern, ocultaron este domingo una de las imágenes más dañinas para el secesionismo, la del matrimonio Pujol-Ferrusola votando en el referéndum del 1-O.

Pero este lunes ha sido la  Asociación Serviol, que publica periódicamente reflexiones y artículos del expresidente catalán, la que ha aireado la imagen de Jordi Pujol y Marta Ferrusola en una mesa de un colegio electoral a punto de introducir su papeleta. La citada asociación lo ha hecho en su cuenta de Twitter:

El matrimonio Pujol, que tiene a su hijo Jordi en prisión, está imputado por el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, por un delito continuado de blanqueo de capitales. En la trama están implicados todos los miembros de la familia.

Algunos usuarios de las redes sociales no han desaprovechado la oportunidad de recordar el pasado más oscuro del expresidente de la Generalitat:

 

Pujol y Ferrusola, en febrero del pasado año, llegando a declarar a la Audiencia Nacional.

 

"La Sagrada Familia"

Precisamente este pasado viernes se conocieron nuevas revelaciones de las andanzas del matrimonio Pujol-Ferrusola, que operaban en la red bancaria internacional con el sobrenombre de la Sagrada Familia. Según el diario El Mundo, el primogénito del clan, Jordi Pujol Ferrusola, ordenó a su gestor dos operaciones el 20 de julio de 1994 que fueron tramitadas bajo el referido pseudónimo religioso, según acredita la nueva documentación aportada por las autoridades andorranas a la Audiencia Nacional.

Esta no es la primera vez que la familia Pujol emplea un lenguaje religioso en clave para ocultar sus movimientos bancarios en el Principado. Marta Ferrusola se hacía pasar ante la banca andorrana como la madre superiora de la congregación.

 

Comenta esta noticia
Update CMP