21 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La noche de Cristiano Ronaldo en Madrid con una fiesta cogida por los pelos

La estrella celebró una fiesta en Madrid tras una "fuga" relámpago desde Italia. Hubo famosos y una razón muy cogida por los pelos. Fue ésta.

¿Estuvo de juerga Ronaldo en Madrid esta semana? ¿Se sumergió de nuevo en la célebre noche madrileña? La respuesta es sí, pero con matices, sabido es cuánto se cuida el bueno de Cristiano y qué poco margen deja para la duda de dónde están sus prioridades.

Sí, hubo celebración, con la luna en el cielo, a esa hora de amantes del garito y la discoteca, de la pitanza y el condumio, pero no fue una juerga de ésas que se pierde el sentido y acaban en el control de la Guardia Civil o postrado en la cama por la masiva ingesta de destilados.

No, la suya fue mucho más razonable y con sentido: así coronó el estreno de su nueva clínica capilar, un negocio cogido por los pelos que se suma a los que ya desarrolla en el sector de los hoteles y de los gimnasios y le confirma como una marca global casi tan rentable como la de Michael Jordan.

 

La fiesta tuvo lugar en sus instalaciones, y fue más el típico vino español, con el sol ya acostado, que la "despedida de soltero" que suele asociarse a otros futbolistas pillados in fraganti disfrutando de su éxito y riqueza en buena compañía.

Cristiano ha abierto clínica capilar en Madrid, en fin, y lo festejó con un ágape a base de minihamburguesas, refrescos y caldos varios a la que acudieron muchas celebridades pero pocos compañeros del Real Madrid, por eso de las horas y los entrenamientos. Y ni rastro de Florentino Pérez, aunque eso a nadie le sorprenda.

"Vuelve a casa"

Por allí estuvieron Vicky Martín Berrocal, muy amiga de su novia Georgina; Fernando Hierro, el expresidente merengue Ramón Calderón o los jugadores Pires y Río Ferdinand, tal y como cuenta la revista Icon, a la que le concedió una entrevista que es toda una declaración de amor a Madrid y a España:

"Los españoles me trataron bien. Quería darles unos puestos de trabajo, independientemente de tener los problemas que he tenido con Hacienda, porque eso no lo puedo olvidar ni esconder, mi vida es un libro abierto. Yo voy con la cabeza erguida, sé que la gente me quiere, sabe que yo he dado mucho al club y este también me ha dado mucho. Por la calle me dicen: “Cris, vuelve a casa, esta casa es siempre tuya”. Me gusta escuchar eso".

 

Comenta esta noticia
Update CMP