Benidorm pierde la cuarta parte de su Policía Local en ocho años

Policía Local de Benidorm

Policía Local de Benidorm

Las amortizaciones de plazas, las jubilaciones y los procesos selectivos que no han terminado por irregularidades han motivado que la ciudad pase de 278 agentes a alrededor de 200.



El Ayuntamiento de Benidorm y, por ende la ciudad, tienen un problema con el número de efectivos de la Policía Local, que se ha reducido de manera muy significativa en los últimos años. Los datos constatan que esa disminución de agentes se cifra en una cuarta parte de la plantilla en apenas ocho años. Así, en el año 2011 la plantilla estaba formada por un total de 278 agentes mientras que a estas alturas de 2019 el número de policías locales apenas sobrepasa los 200. Un déficit considerable máxime en una ciudad que vive eminentemente del turismo y de la seguridad que ofrece a sus vecinos y visitantes.

Los motivos que han provocado este descenso de agentes son varios y atribuibles a varias causas. El primero de ellos fue la existencia de un Plan de Ajuste desde 2011 que obligó a que ese año y el siguiente las jubilaciones que se produjeron no fueran cubiertas y, en cambio, las plazas fueran amortizadas.

Con posterioridad, en los últimos años se han producido alrededor de 60 bajas por jubilaciones. Esas vacantes deberían haberse cubierto con procesos selectivos, pero por una u otra razón prácticamente ninguno de ellos ha finalizado aún.

Lo que está en marcha ahora mismo es un procedimiento para la consolidación de empleo de agentes interinos, cuyas bases acaban de ser aprobadas por la Junta de Personal del Ayuntamiento.

No obstante, hay otros procesos selectivos que han sufrido irregularidades y que han estado envueltos en la polémica. El primero de ellos fue la convocatoria de plazas para policías interinos, cuyo examen tuvo que ser anulado porque un ‘error’ hizo que las respuestas figurasen marcadas en el propio examen. Se da la circunstancia de que ese mismo proceso ya tuvo que ser paralizado con anterioridad por otro error en la guarda y custodia de la documentación. Aquello provocó numerosas quejas y acusaciones de los grupos de la oposición municipal, mientras las plazas seguían sin cubrirse.

Lo peor estaba aún por llegar porque el procedimiento para cubrir 15 plazas de agentes de turno libre también está paralizado tras haberse detectado filtraciones de las respuestas en el examen tipo test. Como les hemos informado en EsDiarioCV, todo el tribunal calificador tiene que declarar en el juzgado como investigado y el examen fue anulado por el alcalde nada más conocer la incidencia. El tribunal, de hecho, también fue revocado.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, ha informado al respecto que el gobierno ha instado al tribunal “a que retome el procedimiento para finalizarlo y tener cubiertas las quince plazas”. Para acabar con el déficit de plantilla, el gobierno local también pretende realizar una Oferta Pública de Empleo para cubrir 27 plazas y una vez aprobados los presupuestos del próximo ejercicio, ofertar otra veintena más.

El objetivo, según Martínez, es terminar la legislatura con unos 300 efectivos en la plantilla “porque creemos que es el número suficiente para garantizar la seguridad de todos los servicios y así lo llevamos en el programa electoral”.

La oposición, por su parte, no confía demasiado en las intenciones del gobierno a la vista de los antecedentes habidos en los últimos procesos selectivos. El portavoz de Ciudadanos, Juan Balastegui, cree que “ha aumentado la inseguridad” en la ciudad y que la “inoperancia del PP” ha impedido que prospere cualquier oferta de plazas. El concejal naranja ha insistido en que el PP “no debería ahorrar en seguridad porque con eso no se juega”. En ese sentido, Lorenzo Martínez ha remarcado que la seguridad de la ciudad “no está comprometida”.

Comenta esta noticia
Update CMP