22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián toma el control absoluto de Esquerra en Madrid y seguirá con su circo

Rufián, en uno de sus shows más comentados en la pasada legislatura.

Rufián, en uno de sus shows más comentados en la pasada legislatura.

Que se prepare Meritxell Batet para lo que se le viene encima en la nueva legislatura. Sin Junqueras ni Tardá, el antiguo portavoz adjunto asume los galones. "Espectáculo", no va a faltar.

¿Se imaginan como será cada miércoles el Congreso, durante la sesión de control al Gobierno, en la legislatura recién constituida? Por el momento, salsa no le va a faltar. Y es que Gabriel Rufián se reserva para sí su cuota de protagonismo y anuncia grandes tardes de show y circo. Sin Junqueras y sin Joan Tardá, todo el foco será para él.

ERC ha confirmado que registrará en el Congreso su propio grupo parlamentario, sin integrar a Bildu, y que inscribirá como portavoz titular a Rufián, que concurrió como número dos por Barcelona, y como portavoz adjunta a Carolina Telechea, que ocupó la tercera plaza de esa candidatura.

A priori, el partido no ha reservado ninguna tarea a su líder, Oriol Junqueras, que ha sido suspendido en sus funciones.

 

Según han precisado fuentes parlamentarias, Rufián, portavoz adjunto en la anterior legislatura, asciende ahora al puesto que venía ocupando Joan Tardà, quien decidió no concurrir a las generales poniendo fin a su etapa en Madrid.

La portavocía adjunta recaerá en manos de Carolina Telechea, que desembarcó en el Congreso el pasado mes junio sustituyendo a Ester Capella, cuando dejó la Cámara para ser nombrada consellera de Justicia, y que ahora ha revalidado su acta.

Esquerra no tendrá problema para constituir su propio grupo porque el pasado 28 de abril logró 15 escaños en la Carrera de San Jerónimo, aunque ahora uno de ellos esté suspendido. Sin embargo su decisión dificultará que Bildu haga lo propio porque en solitario, la coalición proetarra no cumple los requisitos mínimos para tener grupo y lo previsible es que continúe en el Mixto.

Tener grupo propio supone grandes ventajas políticas, económicas y de medios. Quien lo constituye tiene garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; mientras que dentro del Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.

En las sesiones de control, tener grupo propio posibilita entrar en los cupos de preguntas e interpelaciones al Gobierno, así como ventajas a la hora de incluir sus proposiciones no de ley en los plenos, pero en el Grupo Mixto todo ese pedazo de tarta debe distribuirse a partes iguales.

 

Comenta esta noticia
Update CMP