24 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tensión máxima en TVE ante el previsible batacazo de audiencia

Arde RTVE, con nervios por los silencios en los espacios informativos con los problemas de Sánchez y por una pérdida de audiencia que puede confirmarse ya con estrépito.

 

 

Más que pánico, auténtico terror. Ésa es la sensación que se ha instalado en RTVE ante el más que previsible batacazo de audiencia que la casa registrará cuando se cierre el mes de septiembre al completo, primero para los nuevos gestores del ente público.

La joya de la corona, los Telediarios, van a perder más que probablemente el liderazgo histórico que ostentaban, lo que unido a la flojera del presentador estrella, Xavier Fortes, y el horroroso arranque de 'La Noche en 24 horas' de Marc Sala, dibujan un tétrico paisaje para los paladines de #lafuerzadel periodismo, ese lema de autoayuda que pocos espectadores suscriben.

Un dato ya cerrado atestigua ese hundimiento: el pasado viernes, último día con audiencias cerradas, La Primera de TVE apenas alcanzó un 7.3% de audiencia total, la mitad que Antena 3 y Telecinco y apenas unas décimas por encima de La Sexta, el segundo canal de Atresmedia.

Se espera con terror un batacazo de audiencia global en septiembre, con nervios y silencios ya en los espacios informativos

Es tal el pavor que el Consejo de Informativos, órgano al servicio de derribar al Gobierno anterior y de ahora apuntalar al de Sánchez, ha estado literalmente mudo durante meses y ahora, según le cuentan a El Topo, empieza a sacar el hocico de la madriguera para exhibir todos sus miedos e intentar simular que siguen siendo los mismos de siempre... aunque muchos de sus miembros, empezando por Fortes, no hayan tardado ni dos minutos en colocarse en mejores cargos.

¿Más Camps que Delgado?

El caso es que los nervios y la poca independencia están a la orden del día, con casos tan ruidosos como el del informativo 'España a las dos' de Ana Sterling, que dedicó más tiempo el jueves a hablar de la pedofilia en la Iglesia que de los problemones de Pedro Sánchez y sus ministros Delgado y Duque. Algo que Franganillo remataría por la noche, ya en TVE, convirtiendo en Camps en protagonista al mismo nivel que todos los demás.

 

Mientras, el nombre de Alicia G. Montano sigue sonando como máxima aspirante a la presidencia del ente, cuando culmine un concurso público que puede tener un curioso -por no decir lamentable- desenlace: gane quien gane, allí dentro el establishment monclovita aspira a que se encuentre todo el pescado vendido, para que el vencedor de la competición tengan menos posibilidades de hacer cambios que el Cholo Simeone en una tanda de penaltis. 

Comenta esta noticia
Update CMP