16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lo que dice y lo que no dice de Rajoy y del PP la sentencia de Gürtel

Los trinos del día, a veces melódicos y a veces rebuznos, abarcan todas las modalidades: unos irritan, otros indignan y otros divierten. Juntos, resumen la actualidad de una forma peculiar.

 

 

Lo que no dice la sentencia Gürtel

 

En España es tendencia opinar sobre las sentencias sin leerlas, para proyectar a continuación una versión de las mismas compatible con el prejuicio e intención previa, en una realidad jurídica paralela que es la leña de todas las hogueras. Esta horrorosa costumbre se ha escenificado de nuevo, con estruendo, a cuento de la sentencia de la Gürtel, de infinitas consecuencias políticas pero de nulos efectos jurídicos: ni Rajoy estaba imputado ni tampoco ha sido condenado, y lo mismo cabe decir del PP. Lo explica muy bien Santi González:

 

 

A partir de ahí, puede creerse o no que el PP no se enteró de nada ni participó en nada, pero no se puede afirmar que lo hizo contraviniendo lo que dice el propio fallo judicial. Sí, resulta raro que toda una banda de golfos pudiera actuar durante 20 años sin que nadie se enterara de nada, pero eso es lo que consagra el fallo judicial, que no condena a nada a los populares y menos al presidente: confundir sanción administrativa por beneficiarse sin querer con condena penal es, amén de falso, un abuso. Y quizá de eso se trate.

 

¿Freeman, tú también?

 

Morgan Freeman era Mandela en la gran pantalla y epítome del hombre bueno incluso en las peores condiciones: aquel preso de 'Cadena perpetua' nos hizo creer que, incluso en la cárcel, puede florecer la bondad. Es la magia del cine, la que también convirtió a Bill Cosby en icono de la paternidad antes de ser destapado como un depredador sexual de primera magnitud. Se ha caído, en fin, otro mito:

 

 

Freeman se suma a la larga lista de acosadores, al menos para ocho mujeres que acaban de denunciarlo, y algo de verdad debe haber cuando él mismo lo ha aceptado, pero de aquella manera: "Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómoda o irrespetada, nunca fue mi intención". Uf.

 

La moción de censura boomerang

 

Ya se da por hecho que habrá moción de censura y que Pedro Sánchez intentará, de nuevo, ser presidente por la puerta de atrás, con el apoyo de Podemos y de quien quiera dárselo, que él supuestamente ni lo va a pedir ni lo va a pactar. Qué peligro, pues sus cuentas sólo salen con los independentistas. Pero la cosa va en serio:

 

 

Si a Rajoy le mueven el sillón con los Presupuestos aprobados y sin imputación ni condena alguna, digan lo que digan sus rivales, ¿qué pasará con el PSOE cuando en Andalucía haya sentencias condenatorias por los ERES que, tal vez, afecten a sus penúltimos presidentes federales? La reprobación política del PP se debe hacer en las urnas, seguramente sin Rajoy ya al frente por razones obvias de regeneración indispensable, pero debe ser que algunos no se fían de que los ciudadanos hagan lo correcto con su voto. A ver si va a ser eso.

 

Comenta esta noticia
Update CMP